HUMOR

Niños


Una señora tenía un nieto al que llamaba Diploma. Diploma para acá, Diploma para allá; Diploma ven acá. Un día alguien le preguntó:
Señora, ¿Por qué llama usted Diploma a ese niño?
Ella le contestó:
Porque mandé a mi hija mayor a estudiar a la ciudad y eso fue lo que me trajo.




Había una vez un niño que era tan, pero tan pobre, que la única vez que comió carne fue cuando se mordió la lengua.




Cierta vez se reúnen cinco niños ricos y dice el primero:
Le voy a decir a mi papi que me compre el Océano Pacífico.
Y luego dice el otro:
Le voy a decir a mi papi que me compre el Océano Atlántico.
Y luego el otro:
Le voy a decir a mi papi que me compre el submarino que sale en Atlantis. Y el cuarto dice:
Le voy a decir a mi papi que me compre el Golfo de México.
Y el último dice:
¡Pues yo le voy a decir a mi papi que no les venda nada!











Había una vez un niño que se llamaba Pepito. Su maestra les pidió escribir un poema para el día de las madres. Entonces, La maestra dice:
¿Quién terminó?
Y entonces Pepito levanta su mano y dice:
Yo.
La maestra dice:
¿Tan rápido?, déjame ver.
Y Pepito le enseña y la maestra dice:
¡Pero Pepito, este poema lo escribiste el año pasado!
Y Pepito dice:
Pero yo no cambio de mamá cada año.




Un niño va con su mamá y le pregunta:
Mamá, mamá, en la escuela me dicen fin de semana.
¿Por qué Domingo?







Más chistes de Niños Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED