HUMOR

Niños


Había un niño tan tonto, que se cortó la oreja porque la tenía repetida.




Había una vez un niño que se llamaba Pepito. Su maestra les pidió escribir un poema para el día de las madres. Entonces, La maestra dice:
¿Quién terminó?
Y entonces Pepito levanta su mano y dice:
Yo.
La maestra dice:
¿Tan rápido?, déjame ver.
Y Pepito le enseña y la maestra dice:
¡Pero Pepito, este poema lo escribiste el año pasado!
Y Pepito dice:
Pero yo no cambio de mamá cada año.




Llega un vendedor a una casa, pero se detiene al ver un perro.
Asegurándose de que no mordiera, le pregunta al niño que estaba sentado en la entrada:
Oye niño, ¿No muerde tu perro?
El niño contesta:
No señor, no muerde es muy mansito.
Una vez seguro, entra a tocar en la puerta interior. El perro se le lanza como un demonio y lo muerde, rasgándole el pantalón, muy enojado, el hombre le reclama al niño:
Oye niño, ¿No dijiste que no mordía tu perro?
Es verdad señor, pero resulta que ese no es mi perro, yo vivo en la casa del lado.











Mientras jugaba con mi hija ésta me dijo:
Mami, te amo.
Y le contesté:
Y yo a ti, pero díselo a papi también.
Y la niña le dijo a su papá:
¡Papi, amo a mami!




Va un niño pequeño por la calle, perdido, y se dirige a un guardia para pedirle información sobre sus padres:
Oiga señor, ¿No habrá visto usted a una señora sin un niño como yo?






Más chistes de Niños Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED