HUMOR

Niños


Una chica se pintaba delante de un espejo y el sobrino pregunta:
Tía, ¿Por qué haces esto?
Y la tía contesta:
Para estar más guapa.
A lo que contesta el niño:
Y esto tía, ¿Cuándo hace su efecto?




Llega un niño donde la mamá y le dice:
Mami, mami, en la escuela me dicen el eléctrico.
Y la madre le pregunta:
¿Y que haces?
Y el niño le contesta:
Les sigo la corrientë.




Esta es una niña que llega a su casa y le dice a su padre:
Anda papá, ¿me das 100 pesetas para un pobre que está gritando en la calle?
Y el padre le dice:
Sí claro hija, ¿y qué dice el señor?
Y la niña le responde:
¡Ricoooo heladoo de limón a 100 pesetas!











Un sobrino, le pregunta a su tía:
¿Dónde está el pajarito, tía?
Yo no tengo mascotas, Pepito.
¡Pues papá me dijo que íbamos a ver a la cotorra de la tía!




El niño y el cura.
Cierto día un niño huérfano estaba llorando en la puerta de una parroquia, al rato sale el cura y le pregunta:
Hijo mío, ¿Por qué lloras?
El niño entre lagrimas le dice:
Es que acabo de perder un dólar.
Y sigue llorando...
Ya, ya no llores, le dice el cura, te voy a regalar un dólar.
El niño coge el dólar y lo mete a su bolsillo. El cura entra nuevamente a la parroquia para tener la misa de costumbre y escucha un llanto de niño, el cura sale enfurecido y encuentra al mismo niño llorando y le dice: ¿Y ahora por qué lloras?
Y el niño le responde:
Padrecito, si no hubiera perdido mi dólar ahora tendría dos.







Más chistes de Niños Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED