HUMOR - muygraciosos.com

Novios





En la mañana no desayuno porque pienso en ti, al mediodía no almuerzo porque pienso en ti, en la tarde no meriendo porque pienso en ti, y en al noche no duermo, ¡porque tengo hambre!




Resulta que un hombre decide disfrazarse de pobre y pedir limosnas. Un día estaba sentado, y justo pasa su novia, lo ve y le dice:
Mi amor, ¿Sos vos?
Y él le dice:
Señorita, creo que usted se equivocó.
Ella dice:
Iré a la casa de mi novio y comprobaré si es verdad.
Él se apresura, se va corriendo a su casa y se saca el disfraz.
Cuando su novia llega le dice:
¿Sabes una cosa?
Allá había un hombre, re parecido a vos pidiendo limosna.
Y él le contesta:
Mi amor ya te dije que no era yo.




Estaba una pareja de novios y le dice el novio a su novia:
Amor, ¿Nos vamos de viaje el fín de semana?
La novia le dice:
Mi vida, mejor nos quedamos en la casa viendo televisión para ahorrar plata para el matrimonio.
El novio le dice:
Sí claro, no lo había pensado.
Después de un rato la novia le dice:
Mi amor, ¿Y que te parece si me traes tu ropa para lavártela para ahorrar plata para el matrimonio?
El novio le contesta:
Sí, no lo había pensado.
Luego el novio en casa se queda pensado que hará pues el solo tiene dos mudas de ropa y están ya deterioradas, entonces le dice a un amigo que le dé la ropa que él se la lava, y de esta manera la novia no se enteraría de que el solo tenía dos mudas de ropa. A la semana siguiente llega a la casa de la novia y ésta lo recibe con un abrazo y le dice:
Mi amor, te he lavado y planchado la ropa, pero esas dos mudas que estaban viejas las regalé.











Le comenta un cuate a alguien en una boda:
¡Oiga!, ¿Ya se fijó que la novia es bastante horrible la pobre?
¡Óigame! ¿Pues qué le pasa? ¡No se exprese así que es mi hija!
¡Ay usted perdone!, no pensé que usted fuera el papá!
Y no soy el papá, soy la mamá.




Un día una chica le dice a su enamorado:
¿Por qué no le dices a mi padre para que nos casemos?
A lo que el enamorado contesta:
¡Está bien!
Cuando llega el día de la pedida de mano el padre de la chica le pregunta al joven:
¿Y usted cuánto gana?
Bueno, responde el muchacho, yo gano 500 soles.
Entonces, el padre exclama:
¡Eso no le alcanza a mi hija ni para el papel higienico!
Entonces, el joven ofendido se va de la casa, y cuando se va, la chica sale por la ventana y le dice:
Carlos, ¿Por qué te vas?
El joven se voltea, la mira, y le dice:
¡Chau, cagona!







Más chistes de Novios Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED