HUMOR

Novios


Resulta que un hombre decide disfrazarse de pobre y pedir limosnas. Un día estaba sentado, y justo pasa su novia, lo ve y le dice:
Mi amor, ¿Sos vos?
Y él le dice:
Señorita, creo que usted se equivocó.
Ella dice:
Iré a la casa de mi novio y comprobaré si es verdad.
Él se apresura, se va corriendo a su casa y se saca el disfraz.
Cuando su novia llega le dice:
¿Sabes una cosa?
Allá había un hombre, re parecido a vos pidiendo limosna.
Y él le contesta:
Mi amor ya te dije que no era yo.




Era una mujer tan fea, pero tan fea, tan fea, que su esposo la llevaba a su trabajo para no tener que darle el beso de despedida.




Carta a la mujer amada:
Por ti soy capaz de cualquier cosa:
Cruzar nadando océanos.
Llegar a la cima de la montaña más alta del mundo.
Gritar a los cuatro vientos sobre mi amor por ti.
Enfrentar a cualquier obstáculo que nos separe...
Te amo tanto...
P.S. Llegaré el jueves, si no llueve...











Un día una chica le dice a su enamorado:
¿Por qué no le dices a mi padre para que nos casemos?
A lo que el enamorado contesta:
¡Está bien!
Cuando llega el día de la pedida de mano el padre de la chica le pregunta al joven:
¿Y usted cuánto gana?
Bueno, responde el muchacho, yo gano 500 soles.
Entonces, el padre exclama:
¡Eso no le alcanza a mi hija ni para el papel higienico!
Entonces, el joven ofendido se va de la casa, y cuando se va, la chica sale por la ventana y le dice:
Carlos, ¿Por qué te vas?
El joven se voltea, la mira, y le dice:
¡Chau, cagona!




Cuando beses a tu novio, no lo beses en el balcón, porque el amor es ciego, pero tus vecinos no.







Más chistes de Novios Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED