HUMOR

Otros...





¿Qué queda más lejos, la luna o Japón?
La luna.
No, Japón.
¿Por qué?
¿Ves la luna?
Sí.
¿Ves Japón?
No.




Un hombre prende fuego a su chaqueta al encender un cigarrillo,
inmediatamente el mecánico de un taller de coches se quita el pantalón y empieza a dar con él sobre las llamas del pobre desgraciado.
Por favor, déjeme quemar.
Ni lo piense hombre, yo le ayudo.
¡No! ¡No! ¡Déjeme quemar por favor!
Que no hombre, que yo le salvo.
Pues por lo menos, saque la llave inglesa del bolsillo del pantalón.



Cuatro ingenieros están sentados un día tratando de resolver quien podría haber diseñado el cuerpo humano.
El primero dijo: *Pienso que podría haber sido un Ingeniero Mecánico, debido a las articulaciones y músculos y el sentido del equilibrio* Los otros tres asintieron con la cabeza y dijeron: *Si, podría ser*.
El segundo dijo: *Creo que podría ser un Ingeniero Eléctrico, debido al sistema nervioso y la red neural*. Los otros tres asintieron con la cabeza y dijeron: *Si, podría ser*.
El tercero dijo: *Creo que podría ser un Ingeniero Químico, debido a los equilibrios hormonales y el metabolismo. Los otros tres asintieron con la cabeza y dijeron: *Si, podría ser*.
El cuarto compañero hizo sonar sus dedos y gritó: *Lo sé, ¡tuvo que haber sido un Ingeniero Civil! Los otros tres preguntaron: ¿Por qué?
Bien respondió el cuarto compañero: *¿Quién más podría poner un drenaje de desechos de agua justo en una área recreacional?*











Un chino llegó a Mexico pero no sabía hablar español, lo único que sabía decir era "chinito tota jamon" (traducido es "chinito torta de jamón"). Estando en Mexico, entró a un restaurant y dijo:
¡Chinito tota jamón!
El mesero inmediatamente fue por su torta de jamón, y así pasaron los días y el chinito ya estaba harto de las tortas de jamón, y un día se le ocurrió una brillante idea y dijo:
Ya sé, voy a escuchar lo que pida el del lado, y eso voy a pedir. La persona de lado pidió enchiladas, y el chinito dijo:
¡Ahh, enchilalas!
Al llegar, el mesero preguntó:
¿Qué desea?
Y el chinito contestó:
Chinito quele enchilalas.
El mesero dijo:
¿Verdes o rojas?
¡Chinito quele enchilalas!
Esto se repitió hasta que el mesero dijo en voz alta:
¡Verdes o rojas!
Y el chinito resignado dijo:
Chinito tota jamón.




Un día, durante los exámenes de fin de curso, comenzaron a distribuirse los cuestionarios entre el grupo. Tras dialogar con su nervioso asistente, el profesor se dirigió a nosotros.
Muchachos, tenemos un problema, uno de ustedes recibió la hoja de respuestas en vez del cuestionario. Luego extrajo su billetera y
prosiguió, a quien quiera que la tenga y la devuelva, le daré estos cinco dólares.
Un joven levantó la mano, y el profesor se encaminó hacia él.
¡Espera un momento!, gritó otro alumno, ¡Yo te daré 50!







Más chistes de Otros... Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED