HUMOR - muygraciosos.com

Otros...





Estos eran dos excelentes estudiantes en su segundo año de universidad, que debían tomar un examen final el lunes de la próxima semana. Se enteran que, justo ese fin de semana, habría una gran fiesta en una universidad exclusiva de señoritas en otra ciudad. Como están tan confiados de que pasarían el examen, deciden salir el viernes en la noche, llegar a la fiesta el sábado y regresar el domingo en la mañana con suficiente tiempo para estudiar toda la noche del domingo y tomar el examen el lunes. La fiesta estuvo tan buena que no fue hasta tarde el domingo que salieron de regreso, llegando el lunes en la mañana directamente a su salón de examen. Hablan con el profesor, le narran lo sucedido pero le indican que salieron de regreso el domingo por la mañana y se les había pinchado un neumático al auto, que el de repuesto estaba también pinchado, por lo tanto tuvieron que esperar mucho tiempo para resolver su problema. Le piden si es posible tomar el examen el próximo día a lo cual accede el profesor.
Después de estudiar toda la noche, se presentan la próxima mañana donde su profesor. Este les entrega dos pliegos de papel a cada uno pero los envía a salones diferentes.
En la primera página había una pregunta que valía 5 puntos la cual fue contestada rápidamente. Al pasar a la próxima página se encontraron con la siguiente pregunta para la cual no estaban preparados:
Por 95 puntos, ¿Cuál de los dos neumáticos?




Había una vez un conductor de taxi que llevaba como pasajero a un chino. El conductor le pregunta al chino que para dónde iba. El chino contestó "meolino, meolino", y el conductor entendió que el chino quería ir para el molino. Cuando llegaron al molino el chino le dice al conductor:
Ya para qué, ya me oline.




-Oye Manolo, ¿Me prestas tu champú?
-Pero si tú tienes.
-Sí, pero el mío dice para cabellos secos y el mío está mojado...










Este es un cepillo de dientes que le dice a un papel higiénico:
Creo que tengo el peor trabajo del mundo.
Y el papel higiénico le contesta:
¡Dímelo a mí!




Andaba un hombre en la mañana en el parque haciendo ejercicios y llega un chico y le dice:
Oiga señor, disculpe, ¿de casualidad ha visto a un par de policías por aquí?
Y el señor le contesta:
No, ¿por qué?
Ah, entonces, arriba las manos que esto es un asalto.







Más chistes de Otros... Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED