HUMOR

Otros...


Era una vez un niño tan cabezón, pero tan cabezón que la mamá le mandaba a realizar las compras para el mes y le decía:
Mijo, las guardas en tu gorra.
¿Qué le dijo un pato a otro pato cuando estaban haciendo una carrera? Estamos empatados.
¿Cuál es el animal que después de muerto aún sigue dando vueltas? El pollo asado.
Una vez, un soldado con su capitán estaban resguardando la base militar de los aviones enemigos, y el capitán le pregunta:
Soldado, los aviones que se divisan por el norte, ¿Son amigos o enemigos? El soldado le dice:
¡Amigos, porque vienen juntos, mi capitán!




Se encontraron dos amigas que vivían al otro lado del cementerio, conversando se les hizo de noche y tenían que cruzar el cementerio, como eran muy miedosas esperaron que alguien fuera por el mismo camino para pedirle que las acompañara. Entonces vieron a un señor al que le pidieron que las acompañara y éste amablemente les respondió que sí. Cuando iban a medio camino, como nadie platicaba nada, una de ellas le dijo al señor: Señor, ¿A usted no le da miedo pasar de noche por el cementerio?
A lo que él le respondió:
Bueno, en realidad ya no, pero cuando estaba vivo sí.




Dicen que una vez un limosnero estaba pidiendo limosna en la calle y de repente aparece un hombre que le dice:
¡No, no le doy limosna a los que piden en la calle!
Entonces, el limosnero le dice:
Entonces, aquí tiene mi dirección para que me la lleve a mi casa.










¡Camarero, hay una mosca en mi sopa!
Tranquilo, ya verá como desaparece, fíjese en la araña que hay en la orilla.




Un señor dice a otro:
He leído tanto sobre el vicio del cigarro que he decidido dejarlo. ¿El cigarro?
No, ¡Los libros!







Más chistes de Otros... Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED