HUMOR

Otros...


Un día va un haitiano, un americano y un dominicano a un hotel y
preguntan:
¿Habrá una habitación reservada para nosotros?
Sí, pero alguien tendrá que dormir con una vaca.
Yo dormiré con la vaca, dice el americano.
A la una de la madrugada tocan a la puerta y preguntan:
¿Quién es?
Soy yo, el americano que no aguantó el bajo de la vaca.
Pues yo dormiré con la vaca, dice el dominicano.
A la una de la madrugada tocan a la puerta y preguntan:
¿Quién es?
Soy yo, el dominicano que no aguanté el bajo de la vaca.
Pues yo dormiré con la vaca, dice el haitiano.
A la una de la madrugada tocan a la puerta y preguntan:
¿Quién es?
Soy yo, la vaca que no aguantó el bajo del haitiano.




Este era un violinista que se perdió en la jungla, cuando a lo lejos vio un león, en su desesperación se puso a tocar el violín como un loco, el león se acerco y se sentó enfrente como escuchándolo.
De pronto apareció otro león e hizo lo mismo.
El violinista pensó: "Ya sabia que esta carrera me salvaría algún día", cerró los ojos un segundo y al abrirlos había mil leones a su alrededor.
Ya sudando frío, vio a lo lejos otro león, y se levantó para hacerlo detener mientras iba a su encuentro, siempre tocando el violín, pero el león no se detenía y en un segundo se lo comió.
Viendo esto, se levanta otro león y dice:
"Ya sabía que este sordo nos iba a malograr el concierto."




Una estudiante entra a la oficina de su maestro antes chequeando si no había nadie en el pasillo, y cierra la puerta.
Profesor, yo haría cualquier cosa por pasar esta clase.
El maestro levanta la mirada desde su escritorio y la queda mirando. Ella se le acerca seductivamente y le dice:
Quiero decir, que haría cualquier cosa...
El le pregunta:
¿Cualquier cosa?
¡Cualquier cosa!
¿Cualquier cosa?
Ella se le acerca más y contesta de nuevo:
¡Cualquier cosa!
El acerca su rostro al de ella, y le susurra en el oído:
Podrías, ¿Estudiar?











En cierta ocasión un tipo visita el zoológico. Al pasar por la jaula de los monos, se da cuenta que un mono se le queda mirando muy fijamente. De pronto, el mono con la mano le dice que se acerque, el tipo comienza a mirar por un lado y otro y se da cuenta que no hay nadie y el tipo extrañado le responde en señas:
¡Me llamas a mí!
Y el mono le contesta con la cabeza:
¡Sí!
El tipo con temor se le acerca a la jaula y el mono le dice en voz baja: ¿Dime el nombre del abogado que te sacó de la jaula?




¿Qué es una lapida?
Una china que corre rápido.







Más chistes de Otros... Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED