HUMOR

Pepito


El papá de Pepito decide irse a vivir a los Estados Unidos con toda la familia y Pepito ingresa a una escuela.
La maestra pregunta a Pedrito:
- A ver Pedrito, deme un ejemplo de la palabra "evidentemente".
- Bueno maestra, mi papá, mi mamá, mis hermanos, y yo, fuimos a comer a un restaurant, evidentemente que mi mamá no cocinó ese día.
- Muy bien Pedrito, a ver Juanito deme un ejemplo de la palabra
"evidentemente".
- Mi papá, mi mamá, mis hermanos, y yo, nos fuimos a la playa,
evidentemente que la casa quedó sola.
- Muy bien Juanito.
- A ver Pepito, deme un ejemplo de la palabra "evidentemente".
- Bueno maestra, yo estaba sentado en el corredor de mi casa, y vi pasar a mi abuelita con el diario New York Times Paper, y dije: Evidentemente va a cagar, porque no sabe leer inglés.




Cuando Pepito estaba dando un examen, como no había estudiado estaba copiándole al chico del frente, Jorge. La maestra lo ve y le pregunta: ¿Pepito que haces?
Y Pepito le contesta:
Estaba revisando que las respuestas de Jorge estén correctas.




En la clase de lenguaje de Pepito, La maestra le hace una pregunta: Pepito, si digo yo robo y lo conjugo al presente, ¿Cuál es el presente? Pues, la cárcel.











Pepito le dice a su mamá a la hora de la comida:
Mamá, mamá, tírame sopa en mi plato.
No se dice tírame se dice sírveme, dice la mamá.
Mamá, mamá tírame milanesa.
A lo que la mamá contesta:
No se dice tírame, se dice sírveme.
Al poco rato dice Pepito:
Mamá, mamá, tírame arroz.
A lo que la mamá le contesta lo mismo.
En la tarde llega Pepito alarmado y le dice a su mamá:
Mamá, mamá, ¡Mi hermanito se sirvió por la ventana!




La maestra en el salón de clases le dice a sus alumnos:
A ver niños, díganme qué parte de mi cuerpo les gusta más, y yo les voy a adivinar qué es lo que van a ser cuando sean grandes.
A ver Juanito, ¿qué te gusta más de mi cuerpo?
Su pelo, maestra.
La maestra le responde, entonces tú vas a ser peluquero cuando seas grande.
A ver Luisito, a ti, ¿qué te gusta más de mi cuerpo?
Sus ojos, maestra.
¡Ahh!, entonces tú vas a ser oculista Luisito.
A ver Diego, ¿y a ti?
A mí me gustan sus dientes, maestra.
Muy bien, entonces tú serás dentista cuando seas grande Diego.
A ver Pepito, ahora dime tú lo que más te gusta de mí.
Yo para qué le digo maestra, acabo de descubrir que quiero ser lechero.






Más chistes de Pepito Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED