HUMOR

Pepito


La mamá llama a Pepito y le dice:
Le dijiste a tu hermana que era fea, y está llorando. Anda y decíle que lo sentís.
Entonces, va Pepito y le dice a la hermana:
Hermanita, siento que seas tan fea.




Este era Pepito en la escuela, era día cuando la maestra pregunta a los estudiantes si estudiaron para el examen. La maestra le pregunta a Pepito: ¿Pepito estudiaste?
Pepito sin saber qué contestar mueve la cabeza diciendo que sí y que no, que sí y que no, la maestra enojada le pregunta:
¿Sí o no?
Pepito de nuevo le contesta con movimiento de la cabeza:
Sí y no, sí y no.
La maestra cansada le hace la pregunta del examen de matemáticas: A ver Pepito, ¿Cuánto es dos por dos?
Pepito contesta:
¡Empate!
La maestra dice:
¿Cómo que empate?
A ver, ¿Cuánto es dos por uno?
Pepito le contesta:
¡Oferta!




Llega Pepito a casa, y el papá le dice:
Pero, mira como traes ese ojo, otra vez peleando con tus amigos.
Y Pepito le responde:
No papá, esta vez fue un intercambio de palabras.
¿De palabras dices?
Sí, nos hemos tirado el diccionario por la cabeza.











La mamá de Pepito le dice:
¡Pepito, aléjate de la jaula del león!
No te preocupes mamá, no le voy a hacer nada.




Viene Pepito con su compañerito de la escuela de nombre Carlitos y los dos llegan tarde a la escuela.
La maestra le pregunta a Carlitos:
Carlitos, a ver dígame, ¿Por qué llegó tarde a la escuela?
Mire maestra, es que tuve un sueño muy raro, soñé que estaba volando un avión y me la pasé todo el día volando y parte de la mañana, por eso llegué tarde.
A ver, ¿Y usted Pepito?
Señorita yo me quedé en el aeropuerto todo el día esperándolo a él y nunca llegó.







Más chistes de Pepito Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED