HUMOR

Pepito


Erase una vez que Pepito se puso a vender huevos dentro de una iglesia: ¡Huevos, huevos, a 10 pesos cada uno!
Y el padre muy molesto grita:
¡Saquen a ese niño de los huevos!
Y Pepito asustado le dice:
¡Padre, mejor de la orejita!




Está la maestra en la escuela y le solicita a los alumnos llevar artículos para su botiquín de primeros auxilios. Al día siguiente llega Juanito con alcohol, y la maestra le dice:
Muy bien, Juanito, ¿Y para qué sirve el alcohol?
Juanito responde:
Pues para desinfectar heridas y hacer asepsia antes de las inyecciones. La maestra:
Muy bien.
Entonces, llega Lupita con un tanto de algodón, y la maestra pegunta: Lupita, ¿Para qué sirve el algodón?
Y Lupita responde:
Maestra, en esta presentación se hacen motitas y con el alcohol se desinfectan las heridas.
Muy bien, dice la maestra.
En eso llega Pepito con un tanque de oxigeno, y la maestra le pregunta: Pepito, ¿Un tanque de oxigeno? ¿Y para qué sirve?
Pepito responde:
La verdad, no sé pero cuando se lo quité a mi abuelita me dijo:
!No te lo llevessssssss!




Esta era una vez que la maestra le dice a los estudiantes:
Niños, mañana tendrán prueba de deletreo.
Al día siguiente...
Bien niños, vamos a empezar, Luisito tienes que decir la ocupación de tu padre y qué haría si estuviera aquí.
Mi papá es Panadero P-a-n-a-d-e-r-o y si estuviera aquí le daría un pedazo de pan a cada uno.
Muy bien, Carlitos, ¿Y tú?
Mi papá es banquero b-a-n-q-u-e-r-o y si estuviera aquí le daría 100 dólares a cada uno.
Muy bien, dale José.
Mi papá es electricista, e-l-c-t-r...
Está bien José, te dejaremos para el último.
Dale Pepito, te toca.
Mi papá es apostador A-p-o-s-t-a-d-o-r y si estuviera aquí apostaría $1,000 a que José no puede deletrear electricista.











La maestra le encargó una tarea de matemáticas a Pepito. Pepito le pide ayuda a su papá. Después, Pepito llega a la escuela y le dice su maestra: Pepito, ¿Por qué no hiciste la tarea?
Porque aunque mi papá y yo arrancamos todos los árboles del parque, ninguno tenía raíz cuadrada.




Esta un niño sentado en la banqueta y ve pasar al paletero y se le antoja una paleta. Para al paletero y le dice que lo espere que le va pedir dinero a su mamá, en eso pasan 15 minutos y el niño no sale de su casa, el paletero se desespera y se va. Cuando el paletero va a 3 calles sale el niño y grita:
Paletero, paletero venga.
Y el paletero llega apresurado con el niño, y este le pregunta el precio de las paletas a lo que el paletero responde:
Tres pesos.
Y el niño le dice que lo espere que va a pedir dinero, de nuevo se demora el niño y el paletero se vuelve a ir. Cuando el paletero va a 4 calles, el niño sale y le grita que regrese de nuevo. El paletero regresa molesto y le pregunta de qué sabor quiere su paleta, y el niño le responde: Dice mi mamá que no tiene dinero.







Más chistes de Pepito Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED