HUMOR - muygraciosos.com

Política





- Voy a matar 120 diputados y un gatito
- Ehhh ¿Por qué el gatito?
- Ves, que a nadie le importan los diputados.




Hillary Clinton después de fallecer fue al cielo y se encontró con San Pedro, y muy curiosa viendo los relojes en la pared le preguntó:
¿Para qué son todos esos relojes, Peter?
Y él le contestó:
Pues veras, cada uno de ellos es una persona que vivió en la tierra y cada vuelta de las manecillas son las mentiras que pronunció en su vida, por ejemplo:
¿Ves ese de allá?
Sí, contesta ella.
Pues, ese le perteneció a Abrahan Lincoln y sólo dio una vuelta, eso quiere decir que pronunció una mentira en su vida.
¿Y aquel que esta allá? ¿De quién es?, pregunta Hillary.
Y San Pedro le contesta:
Ese fue de Teresa de Calcuta y nunca dio una sola vuelta.
Entonces, muy entusiasmada Hillary pregunta:
Y por casualidad, ¿No has visto el de mi esposo, Bill Clinton?
Sí, contesta San Pedro, ese lo tiene Jesús en su oficina como abanico.



El presidente sale a pasear por el campo y se cae en un pozo profundo. Empieza a gritar hasta que un campesino lo oye y se acerca al pozo. ¡Por favor ayúdeme, estoy mal herido!
¿Mal herido? Responde el campesino al reconocerlo y sonriendo dice: ¡No, el problema es que está muy mal enterrado!











El ratero le dice a la víctima:
Esto es un asalto, ¡Deme todo su dinero!
Óigame, ¿Usted no sabe con quién se está metiendo?
Soy un político muy influyente.
En ese caso, ¡Devuélvame todo mi dinero!




Estaba el presidente del país y le dice a todos sus habitantes:
Ciudadanos, les tengo una buena y mala noticia.
¿Cuál es la buena?
Que nuestras deudas con el extranjero han sido saldadas.
¿Y la mala?
Que tenemos 72 horas para abandonar el país.







Más chistes de Política Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED