HUMOR

Política


En una pregunta de examen :
¿Diferencia entra una disolución y una solución?
Meter a un político en acido es una disolución, meterlos a todos es una solución.




Era un día común y cualquiera, en eso un señor toma su bicicleta y se va a la tienda a comprar, se baja de ella y acomoda la bicicleta en la orilla de la banqueta de una calle y se mete a comprar. Al poco rato pasa una patrulla y le dice:
Señor por favor, ¿Podría quitar su bicicleta?
El señor responde:
¿Por qué he de quitarla si no estorba?
El policía responde:
Lo que sucede es que por esta calle va a pasar el presidente.
El señor responde:
Muchas gracias policía por avisarme, ahorita mismo la quito, ¡No se la vaya a robar también el presidente!




Hillary Clinton después de fallecer fue al cielo y se encontró con San Pedro, y muy curiosa viendo los relojes en la pared le preguntó:
¿Para qué son todos esos relojes, Peter?
Y él le contestó:
Pues veras, cada uno de ellos es una persona que vivió en la tierra y cada vuelta de las manecillas son las mentiras que pronunció en su vida, por ejemplo:
¿Ves ese de allá?
Sí, contesta ella.
Pues, ese le perteneció a Abrahan Lincoln y sólo dio una vuelta, eso quiere decir que pronunció una mentira en su vida.
¿Y aquel que esta allá? ¿De quién es?, pregunta Hillary.
Y San Pedro le contesta:
Ese fue de Teresa de Calcuta y nunca dio una sola vuelta.
Entonces, muy entusiasmada Hillary pregunta:
Y por casualidad, ¿No has visto el de mi esposo, Bill Clinton?
Sí, contesta San Pedro, ese lo tiene Jesús en su oficina como abanico.










Si vieras a un político ahogándose, ¿qué le tirarías?
-A todos sus colaboradores y asesores.




El ratero le dice a la víctima:
Esto es un asalto, ¡Deme todo su dinero!
Óigame, ¿Usted no sabe con quién se está metiendo?
Soy un político muy influyente.
En ese caso, ¡Devuélvame todo mi dinero!







Más chistes de Política Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED