HUMOR

Suegras


Un hombre lleva a su suegra al hospital porque está muy mal. Mientras espera, el hombre se encuentra con un amigo e inician una conversación. Cuando sale el doctor y pregunta:
Por favor, los familiares de Josefa Hernández.
Yo soy, responde el hombre.
Entonces el doctor le dice:
Compadre, vaya pensando lo peor.
¡No me diga doctor que me la tengo llevar a casa nuevamente!




Mi suegra nunca ha hablado mal de mí.
Jo, ¡qué buena!
No es buena, es muda.




Una mujer cansada e indignada de escuchar discusiones entre su marido y su mamá, le dice al marido:
Por favor negro, hacéme un favor, andá a la casa de mi mamá y hablále bien, intenta acercarte, sólo Dios sabe cuánto tiempo más la tengamos con nosotros.
El marido le responde:
Está bien, gorda, lo voy a hacer, pero que conste que lo hago por vos. Llega a la casa de su suegra, golpea y ahí se encuentran, el hombre amablemente le dice: Hola suegrita, ¿cómo anda?, ya la estábamos
extrañando.
La suegra sorprendida lo mira y le dice:
Bien acá ando, intentando descansar.
Y el hombre pregunta:
Mire suegrita, ¿usted cree en la vida después de la muerte?
Sí, responde la suegra.
Bueno si usted se muriera, Dios no lo permita, ¿en qué animal le gustaría reencarnarse? Mmmmmmmmm, me gustaría en una víbora, le responde la suegra. Y el hombre dice:
¡Noooo! ¡Pero tiene que ser algo que nunca haya sido!











¿Cuál es la diferencia entre un terrorista y una suegra?
Con el terrorista se puede negociar




Se encuentran Pedro y Juan. Pedro le pide cigarrillos a Juan. Pedro le pregunta a Juan si quiere mucho a su suegra a lo que Juan responde que no, entonces Pedro pregunta: -¿Por qué entonces andas con una foto de ella pegada a la caja de cigarros?
Ahhhhhhhhhhh.....es que quiero dejar de fumar.-







Más chistes de Suegras Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED