HUMOR

Suegras


Un señor llega a la casa y le dice a su esposa:
Mi amor, apresúrate, toma el perro y llévalo al veterinario para que le quiten la cola, hoy mismo.
Pero, por qué mi amor, el perro no tiene problemas con su cola.
Lo que sucede es que tu madre viene mañana, y no quiero ninguna
manifestación de alegría en esta casa.




Venía el marido de Lola muy triste y la esposa le pregunta:
¿Por qué vienes tan triste?
Y él le contesta:
Es que se le murió la suegra a mi compadre.
¿Y por eso te pones triste?
¡Sí, es que todos tienen suerte menos yo!




Una pareja de esposos discutía, y el marido dice:
- ¡Es que tu mamá tiene la culpa de todo!.
La esposa responde:
- Sí, ya sé que tu no quieres a mi mamá.
- ¿Quién dice que no quiero a tu madre?, si yo la quiero igual que a la cerveza.
La esposa, conocedora de la pasión de su cónyuge por la cerveza, le dice con tono de interrogación:
- ¿Tu quieres a mi mamá igual que a la cerveza?.
- Sí, quiero a tu madre como a la cerveza, porque la quiero fría, con la boca abierta y echando espuma.











¿Cómo se dice suegra en griego?
Estorbáss.




- ¿Cuál es el vino más amargo?
- Vino mi suegra.







Más chistes de Suegras Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED