HUMOR

Suegras


Un señor está triste y le dice un amigo:
Oye, ¿Qué te pasa?
Y le contesta:
Es que casi atropello a mi suegra.
Y el amigo le dice:
¿Qué pasó? ¿Te falló el freno?
No, ¡El acelerador!




Una pareja de esposos discutía, y el marido dice:
- Es que tu mama tiene la culpa de todo.
La esposa responde:
- Si, ya se que tu no quieres a mi mamá.
- Quien dice que no quiero a tu madre, si la quiero igual que a la cerveza.
La esposa, conocedora de la pasión de su cónyuge por la cerveza, le dice con tono de interrogación:
- ¿Tu quieres a mi mama igual que a la cerveza?.
- Si, quiero a tu madre como a la cerveza, ¡porque la quiero fría, con la boca abierta y echando espuma!.




Pepe, te veo preocupado.
Es que por poco atropello a mi suegra.
¿Te fallaron los frenos?
¡No, no, el acelerador!











¡Esta es la mejor carta de la década, breve, concisa y directa!
Querida Suegra: Por favor no trates de decirme cómo educar a mis hijos. Yo estoy casado con una de los tuyos y créeme, hay mucho que reclamar también
Sinceramente,
Tu Yerno




Un esposo enamorado le dice a su esposa:
Mi amor, tú eres mi Blancanieves, mi Cenicienta, mi Rapuncel.
La esposa pregunta:
¿Cuál de las tres? Blancanieves vivía con los enanos, Cenicienta su madre era bruja, y...
En eso el esposo interrunpe y le dice:
Entonces eres mi Cenicienta.







Más chistes de Suegras Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED