HUMOR

Suegras


El yerno saluda meloso a su suegra:
Bienvenida a casa, querida mamá,
¿Cuanto tiempo va a quedarse con nosotros?
No tengo prisa, cuando os canséis de mí
¡Ah!, pero como?, ¿ya se va?




Un señor está triste y le dice un amigo:
Oye, ¿Qué te pasa?
Y le contesta:
Es que casi atropello a mi suegra.
Y el amigo le dice:
¿Qué pasó? ¿Te falló el freno?
No, ¡El acelerador!




El día que yo muera quiero que me sepulten en el mar.
¿Y por qué esa decisión?
Porque mi suegra me amenazó con bailar sobre mi tumba cuando yo muera.










Un hombre iba de vacaciones en el automóvil con su familia. Su suegra gritaba y gritaba, molestaba, era insoportable, el hombre ya se estaba poniendo nervioso, hasta que detiene el auto, se baja, abre el baúl y le dice a su suegra:
¡Está bien, venga adelante con nosotros!




Va corriendo el marido a la cocina donde se encuentra su esposa, y le dice:
Mi amor, mi amor, hace media hora que tu mamá se cayó de la azotea. La esposa disgustada le dice:
¿Por qué me avisas a esta hora?
Es que de la risa, recién ahora puedo hablar.







Más chistes de Suegras Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED