HUMOR

Suegras


Estaban dos amigos platicando sobre sus problemas diarios:
Quisiera que mi suegra fuese una estrella.
¿Para que fuera famosa?
¡No! Para que estuviera a un millón de años luz.




Llega un tipo con un ataque de nervios a ver al psiquiatra y le dice: Doctor, llevo tres semanas de soñar que mi suegra viene a comerme cabalgando sobre un cocodrilo.
¿Sí?, contesta el psiquiatra.
Sí doctor, esos ojos amarillos, esa piel escamosa, esos dientes afilados. ¡Hombre, que terrible!, dice el psiquiatra.
Y el hombre contesta:
¡Y espere que le describa el cocodrilo!




Está una pareja en una feria y dice la señora:
Mi amor, llévame a subir a la rueda de la fortuna.
No mi amor, mejor, ¿por qué no vamos a ver a tu madre que marea lo mismo y es gratis?











¿Cuál es el vino más amargo?
Vino mi suegra.




Un amigo dice al otro:
¿Sabes que mi suegra es un ángel?
El otro contesta:
¡Que suerte tienes, la mía todavía vive!







Más chistes de Suegras Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED