HUMOR

Suegras


¿En qué se parecen las suegras a las semillas del tomate?
En que no sirven para nada, pero ahí están.




Hola, qué tal, ¿Por qué te ves tan cansado?
Es que vengo de enterrar a mi suegra.
¿Era muy pesada?
No, no era pesada, sino que no se dejaba enterrar.




Dos agricultores están conversando:
-Vaya, ¡otra vez los cuervos se me han comido la cosecha!
-Pero hombre, haz como yo, pon un espantapájaros.
-Si siempre pongo uno, pero como si nada.
-Lo que tienes que hacer es pegarle una foto de mi suegra.
-¿Y eso es efectivo?
-Mira, a mí los cuervos no solo no me han comido la cosecha, sino que me han devuelto la del año pasado.











-Oye Juan, ¿por qué estas todo arañado, amoratado, y cansado?
-Es que vengo de enterrar a mi suegra...
-¡Cuanto lo siento!... pero ¿por qué estás todo golpeado?, ¿qué te pasó? -Es que no se dejaba enterrar...




Un juez le pregunta a don Juan:
Don Juan, se le acusa de tratar matar a su suegra con un hacha.
¡No señor juez, yo sólo quería matarle la mosca que tenía en la frente!






Más chistes de Suegras Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED