HUMOR

Suegras


Una pareja de esposos discutía, y el marido dice:
- ¡Es que tu mamá tiene la culpa de todo!.
La esposa responde:
- Sí, ya sé que tu no quieres a mi mamá.
- ¿Quién dice que no quiero a tu madre?, si yo la quiero igual que a la cerveza.
La esposa, conocedora de la pasión de su cónyuge por la cerveza, le dice con tono de interrogación:
- ¿Tu quieres a mi mamá igual que a la cerveza?.
- Sí, quiero a tu madre como a la cerveza, porque la quiero fría, con la boca abierta y echando espuma.




Un día el yerno va a la casa de su suegra y ella le pregunta:
¿Y esto, usted por aquí?
Es que hoy tuve una pelea con mi esposa y ella me mandó al infierno.



Se encuentran dos amigos en un bar y uno le dice al otro:
Vamos a hacer un negocio, ¿Cuánto me das si te vendo a mi suegra? El otro responde:
Por tu suegra, ni un centavo.
El otro responde:
Okay, trato hecho.











¿Por qué el diablo inventó a las suegras?
Porque no podía estar en todos lados.




Se encuentran dos amigos y uno le dice al otro:
¿Qué te pasa José que se te ve muy triste?
Ya ves, que se me ha muerto la suegra, y tú sabes lo que yo la quería. ¿Y cómo es que se te ha muerto?
Pues estaba tranquilamente cortando rosas y se dio un pequeño corte en el dedo, y empezó a sangrar y sangrar y sangrar y vamos yo la rematé, sino sigue sufriendo la pobre.







Más chistes de Suegras Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED