HUMOR

Suegras


Entra un señor a la oficina de prensa muy contento y dice:
Quiero dar la noticia de que mi suegra murió.
Bueno, ¿qué quiere poner?
Y el señor le dice:
Muere Josefa.
Disculpe, pero para poder poner esta noticia, necesito 5 palabras como mínimo.
Y el señor le contesta muy tranquilo:
Muere Josefa ja-ja-ja.




Entra un señor a un bar y encuentra a un amigo en la barra muy triste y le pregunta:
¿Qué te pasa Pedro?
¡Cómo desearía que mi suegra estuviera muerta!
El amigo le dice, piensa que si tu suegra hubiese fallecido, tú no tendrías esposa.
A lo que Pedro responde:
¿Y por qué crees que deseo que hubiera muerto?




Va corriendo el marido a la cocina donde se encuentra su esposa, y le dice:
Mi amor, mi amor, hace media hora que tu mamá se cayó de la azotea. La esposa disgustada le dice:
¿Por qué me avisas a esta hora?
Es que de la risa, recién ahora puedo hablar.











Mi suegra es muy encantadora, muy buena onda, es una maravilla, pero tiene un pequeño defecto, está viva.




Un hombre lleva a su suegra al hospital porque está muy mal. Mientras espera, el hombre se encuentra con un amigo e inician una conversación. Cuando sale el doctor y pregunta:
Por favor, los familiares de Josefa Hernández.
Yo soy, responde el hombre.
Entonces el doctor le dice:
Compadre, vaya pensando lo peor.
¡No me diga doctor que me la tengo llevar a casa nuevamente!







Más chistes de Suegras Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED