HUMOR

Tacaños


Había un señor tan tacaño que veía la misa por televisión, y cuando venían las limosnas cambiaba el canal.




Había una vez un tipo tan tacaño, pero tan tacaño, que un día iba con su novia paseando y pasa por frente de un restaurante, y su novia dice: -¡Que rico olor!
Y el novio le dice:
-¿Quieres pasar de nuevo?




Este era un hombre tan tacaño, tan tacaño, que soñó que se tomaba un café en un restaurante y se despertó para no pagarlo.












Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED