HUMOR

La insolencia de Jaimito









Un día Jaimito jugando a la pelota dentro de su casa rompió un florero. La mamá molesta al ver lo ocurrido le pegó por lo que había hecho, y mientras le pegaba Jaimito entre la rabia que tenía por le estaban pegando le dijo que ella era una hija de puta. Su mamá ante la gran ofensa se lo contó al papá de Jaimito y este procedió a hablar con su hijo teniendo la siguiente conversación:
- Jaimito quiero hablarte, esta vez no te voy a pegar, ya que a tu edad se que empezás a entender las cosas...
- Esta bien papá, decime.
- Tu mamá te pegó y se que eso te molesta, pero no debés contestarle con groserías ya que a ella también le molestó lo que hiciste, por lo que tu castigo será pedirle disculpas y demostrarle que estás arrepentido.
- Está bien papá, lo haré.
Se dirigió a la cocina, donde se encontraba su mamá y con voz baja y entrecortada le dijo:
- Mamá, se que cometí un error al jugar dentro de la casa con la pelota, pero me arrepiento de haberlo hecho y perdoná por lo que te dije, yo se que no sos ninguna hija de puta, el hijo de puta soy yo.






Más Cuentos Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED