HUMOR

El Abogado y la Secretaría









Un abogado mantiene un romance con su secretaria. Al poco tiempo, ésta queda embarazada y el abogado, que no quiere que su esposa se entere, le da a la secretaria una buena suma de dinero y le pide que se vaya a parir a Italia.

A lo que ella pregunta:

- ¿Y cómo voy a hacerte saber cuando nazca el bebé?

El abogado responde:

- Para que mi mujer no se entere, tan sólo envíame una postal y escribe por detrás "Spaghetti". Y no te preocupes de más, que yo me encargaré de todos los gastos.

Pasan los meses y una mañana la esposa del abogado lo llama al bufete, algo exaltada:

- Querido, acabo de recibir el correo y hay una postal muy extraña de Italia. La verdad, no entiendo qué significa.

El abogado, tratando de ocultar sus nervios, contesta:

- Espera a que llegue a casa, a ver si yo entiendo......

Cuando el hombre llega a casa y lee la postal, cae al suelo fulminado por un infarto. Llega una ambulancia y se lo lleva. Ya en el hospital, el jefe de cardiología se queda consolando a la esposa y le pregunta cuál ha sido el evento que precipitó tan masivo ataque cardíaco.

Entonces la esposa saca la postal y se la muestra diciéndole:

- No me explico, doctor; él solamente leyó esta postal. Vea usted mismo lo que trae escrito:

"Spaghetti, spaghetti, spaghetti, spaghetti, spaghetti. Tres con salchicha y albóndigas y dos con almejas"






Más Cuentos Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED