HUMOR

Juan y la cortadora de pepinos









Juan trabajaba en una envasadora de pepinos. Llevaba trabajando allí bastantes años, hasta que un día llego a casa y le confesó a su mujer que tenia una terrible compulsión. Tenía unas ganas terribles de meter su pene dentro de la cortadora de pepinos. Su mujer le recomendó ir a un terapeuta sexual para superarlo, pero el decidió superarlo por si mismo. Después de semanas, Juan llegó un día a casa totalmente destrozado.
Su mujer advirtió que algo iba mal y le preguntó que había pasado.
-Te acuerdas de que te conté que tenia unas ganas terribles de meter mi pene dentro de la cortadora de pepinos?
-Si, Juan... no lo habrás hecho...?
-Si cariño, no pude frenarme...
-Dios mio Juan! Y que te ha pasado?
-Me han despedido.
-No, me refiero a que es lo que ha pasado con la cortadora de pepinos?
-Ah, a ella también la han despedido.







Más Cuentos Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED