HUMOR - muygraciosos.com

El Cucharón y la novia









Juan invita a su madre a cenar una noche en su apartamento de
soltero. Durante la cena la madre no pudo dejar de reparar en
lo hermosa que era Lourdes, la companera de apartamento de su
hijo.

Durante mucho tiempo ella habia tenido sospechas de que su hijo
tenia relaciones con Lourdes y, al verla, la sospecha no pudo
sino acrecentarse.

En el transcurso de la velada, mientras veia el modo en que los
dos se comportaban, se pregunto si estarian acostandose.

Leyendo a su madre el pensamiento Juan le dijo : "Mama se lo que
estas pensando, pero te aseguro que Lourdes y yo solo somos
companeros de apartamento".

Aproximadamente una semana despues, Lourdes le comento a Juan
que desde el dia en que su madre vino a cenar, no encontraba el
cucharon grande de plata para servir la sopa. Juan contesta
que, dada la posicion de su madre, dudaba que se lo hubiese
llevado pero que le escribiria una carta. Asi que se sento y
escribio:

" Querida Mama:

No estoy diciendo que tu cogieras el cucharon de plata de
servir sopa pero tampoco estoy diciendo que no lo cogieras,
pero el hecho es que este ha desaparecido desde que tu viniste
a cenar a casa."

Unos dias mas tarde, Juan recibe una carta de su madre que
decia:

"Querido hijo: No estoy diciendote que te acuestas con Lourdes o
que no te acuestas con Lourdes, pero el hecho es que si Lourdes
se acostara en su propia cama, ya habria encontrado el cucharon
de plata para servir sopa."

Con todo carino, Mama".





Más Cuentos Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED