"; Los mejores chistes de Borrachos

HUMOR

Borrachos


Va un borracho en moto y choca con una señal de tránsito. Entonces llega el policía y le pregunta:
¿Señor, no vio la flecha?
El borracho responde:
Ni al indio que me la tiró.




Un señor entra en un bar y dice:
Camarero, póngame una copa antes de la batalla.
El camarero se la pone.
Camarero, póngame otra copa antes de la batalla.
El camarero se la pone, y sigue así un buen rato.
Camarero póngame la última copa antes de la batalla.
¿Pero de qué batalla me habla usted?
De la que voy a tener contigo porque, no tengo ni un duro para pagarle.



Este era una vez que un señor llega borracho a su casa a las 4 de la mañana, y como no tenía llave se dirigió al patio de su casa, de repente ve que el perro de su casa tiene un lorito muerto en la boca, y el tipo dice:
¡Dios mío!, si es el lorito de la señora del lado.
Al señor le dio pena y puso al lorito en la jaula de la vecina y se acuesta a dormir. Al otro día se despierta y ve que su esposa está llorando y le pregunta:
¿Amor, por qué estas llorando?
Y le dice su esposa:
Es que se murió la vecina del lado.
Y dice el esposo:
Cómo va a ser, si ayer la vi bien y en perfectas condiciones.
Y le dice la esposa:
Es que le dio un infarto esta mañana. Porque ayer había enterrado al lorito que se le murió y se le apareció en la jaula esta mañana.










Bueno, en una cantina están bebiendo dos tipos, y ya estaban en un estado lamentable y uno le dice al otro:
Vamos a mi casa.
No, vamos a la mía, responde el otro.
Y así la pasaron hasta llegar a la casa y uno de ellos dijo:
Sí, esta es mi casa.
No, esta es mí casa.
Uno de ellos dice:
Bueno, toquemos a la puerta y al que reconozcan es el de la casa. Tocan la puerta y sale una señora y dice:
¡Que lindo, padre e hijo borrachos!




Erase una vez, un borracho que abordó un autobús en el que viajaba mucha gente, y parándose en el pasillo del autobús, procedió a decir:
Los de la derecha son unos tarados, los de la izquierda son unos idiotas, los de atrás son unos imbéciles y los de enfrente son unos estúpidos. Cuando escuchó eso el conductor, freno sorpresivamente, y toda la gente cayó al piso, incluyendo al borracho, y muy enojado el chofer tomó al borracho por el cuello y le preguntó:
¡Ahora sí, dime, ¿Quiénes son unos tarados, unos idiotas, unos imbéciles y unos estúpidos?
Y el borracho contestó:
Ya ni sé, ¡Están todos revueltos!






Más chistes de Borrachos Página principal
© Copyright 2000/2019 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED