HUMOR

Chistes Cortos


Disimula, y la mula dijo sí.
Abordar el barco, y el barco quedó precioso.
Come sin prisa, y prisa se murió de hambre.




Un ciego le pregunta a un cojo:
¿Qué tal andas?
Y el cojo le contesta:
Pues ya ves.




Había un niño tan feo, pero tan feo, que su papá en vez de darle su nombre le dio su apodo.
La causa de los divorcios es y será siempre los matrimonios.
Era un niño tan feo, que el doctor que lo recibió en el parto cayó sentado de la risa.
Le pregunta el niño a su madre:
Mamá, ¿Mi abuelita es fosforescente?
No hijo.
Ah, bueno, entonces se está electrocutando.











Te daremos el premio de consuelo y Consuelo se quedó sin su premio.




¿Qué le dijo el café al azúcar?
Sin ti mi vida sería amarga.







Más chistes de Chistes Cortos Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED