"; Los mejores chistes de Chistes Cortos

HUMOR

Chistes Cortos


Era un hombre tan, pero tan flaco, que no tenía ni dedo gordo.




No desayuné pensando en ti, no almorcé pensando en ti, no cené pensando en ti, y no dormí porque tenía hambre.




El entrenador dijo:
Todos jueguen con cautela.
Y alguien dijo:
¿Y si Cautela no quiere jugar con nosotros?










Oiga señor, quiero decirle que yo estoy enamorado de su hija y no por el dinero.
Y el tipo le responde:
¡Ah! ¿De cuál de las cuatro?
Ah no, de cualquiera, cualquiera.




¿Qué le dijo un árbol a otro?
Se me paró el pajarito.






Más chistes de Chistes Cortos Página principal
© Copyright 2000/2019 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED