HUMOR

Doctores


Iba por la carretera un señor y su sobrino, de pronto pasa un burrito y al esquivarlo se estrella contra un árbol. El señor y su sobrino son llevados en ambulancia a la clínica más cercana.
Luego de tres días se despierta el señor, y lo primero que dice es: Dígame la verdad doctor, ¿cómo está mi sobrino?
Lamentamos informarle que nunca más podrá tocarle las orejitas a su sobrino.
¡Oh no! ¿Perdió las dos orejas, doctor?
No, usted perdió los dos brazos.




En la sala donde los estudiantes de medicina hacen prácticas, llega un hombre con un ataque al corazón:
Mi corazón, mi corazón.
Tranquilo hombre, le dice el estudiante, que enseguida viene un médico y le atiende.
En eso llega uno de primero y pregunta:
¿Es éste el del corazón?
Sí doctor, sí.
Saca dos agujas y chass chass, se las clava en los ojos, a lo que el estudiante dice:
Pero oiga, que era el corazón lo que le dolía.
Ojos que no ven...




Estaba el paciente en su camilla y llega el doctor, y éste le dice: ¿Sabe qué? Dos cigarros al día, ni uno más, ¿está claro?
Y el paciente le contesta:
Sí doctor, está claro.
A la semana llega el doctor y le pregunta al paciente:
¿Cómo se siente?
Y el paciente responde:
Mal, me estoy ahogando, doctor.
Y el doctor le pregunta el por qué, a lo que el paciente contesta: ¡Es que yo nunca fumaba, y ahora me echo dos cigarros!











Va un señor al doctor y le dice:
-Doctor no puedo dormir desde que se fue mi mujer de la casa-
Y el doctor responde -La extraña mucho-
Y el paciente responde -No doctor es que se llevo la cama-




En el médico:
- Doctor, me duele esta pierna
- Eso es cosa de la edad
- Ya, doctor, pero esta otra pierna tiene la misma edad y no me duele...






Más chistes de Doctores Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED