HUMOR

Ladrones


Una vez una monja se dirige a una cárcel y ve a un preso sentado en el patio de descanso, y le dice:
Hijo mío, ¿por qué estas aquí?
Y el preso le contesta:
Ay madre, porque no me dejan salir.




Estaba una vez un señor en una esquina, cuando de pronto llega un ratero y le dice:
¡Deme todo su dinero!
El señor se lo da, después el ladrón se fija que trae un celular y le dice:
¡Deme su celular!
Y el señor contesta:
044-66-22-87-29-35.




Una señora estaba en la parada de la guagua (microbús) y viene un hombre y le pone una navaja en el cuello y le dice:
¡Deme su cartera o la degollo!
Y la señora le dice:
Pues coja la de Goyo porque la mía está pelá.











Un amigo le dice a otro:
Antes, todas las mujeres iban detrás mío.
¿Y ahora por qué no?
Es que ya no robo bolsos.




Un día, Pepe le preguntó a su padre:
Papá, ¿dónde está la tarjeta Visa?
Pues mira hijo, me la han robado.
Pero papá, si ya hace cinco meses, y no lo has denunciado.
Pues mira hijo, he estado sacando cuentas y me conviene más que la tenga el ladrón a que la tenga tu madre.







Más chistes de Ladrones Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED