"; Los mejores chistes de Locos

HUMOR

Locos


Una vez un inspector de manicomios entró a uno y vio que los locos se lanzaban a la piscina y decían "que ya sea jueves". Entonces, el inspector fue con el gerente del manicomio y le preguntó que por qué los locos cada que se lanzaban a la piscina gritaban "que ya sea jueves", el gerente dijo que era porque él, sólo llenaba de agua la piscina los jueves.




En un manicomio había hacinamiento de locos y para deshacerse de varios hicieron una prueba matemática:
¿Cuánto es 8 por 5?
El primer loco: 8 x 5 = abril
Director: Este todavía esta loco!
El segundo: 8 por 5 = diciembre
Director: Este todavía esta loco!
El tercero: 8 por 5 = 40
Director: Este no esta loco! Pero como hizo Ud. para saber que 8 por 5 es 40?
El loco: Fácil, resté abril con diciembre y me dio 40!




Dos enajenados mentales se escapan del manicomio y andando por el campo se encuentran una escopeta, uno le pregunta al otro:
¿Para qué sirve ese artefacto?
El otro le contesta que no tiene ni idea.
El primero se pone a mirar por el cañón y el otro aprieta el gatillo, ¡Boooooon!
Le dice el que apretó el gatillo al otro:
¡No me mires con esa cara que yo también me asusté!










Va un señor con rumbo a una reunión de negocios muy importante. Estalla un neumático de su auto, justo frente a un manicomio. El señor toma sus herramientas y baja del auto, saluda a un loco que estaba observándolo por una ventana. El señor quita las tuercas y va a la parte trasera del auto por el repuesto del neumático, pero cuando vuelve no encuentra las tuercas, por lo que no puede poner el repuesto.
Se preocupa y pone cara de desesperación porque se le hace tarde para su cita de negocios. Entonces, después de contarle sus preocupaciones al loco que no ha dejado de mirarlo, se desarrolla esta conversación:
¿Conoce usted algún teléfono que pueda utilizar para llamar a una grúa-remolque o a mi mecánico y avisar a mi cliente que estoy un poco tarde?
Caballero, por qué se preocupa, esto tiene una solución muy sencilla y no toma mucho tiempo.
El señor con mucha curiosidad, pero desconfiado pregunta:
¿Está seguro de eso? ¿Y cuál es la solución?
Muy fácil, quite una tuerca de cada una de los otros neumáticos, se las pone al repuesto y puede conducir sin problemas con tres tuercas en cada neumático, hasta que coloque las tuercas que hagan falta.
Luego de una rápida reflexión el señor dice:
Pero usted tiene toda la razón. Dígame, ¿Por qué esta usted internado en un manicomio siendo tan inteligente?
A lo que el loco muy seguro responde:
Estoy recluido por loco, ¡No por tonto!




El inspector general de salud está haciendo un recorrido por el manicomio en compañía del encargado del plantel. De pronto, el inspector ve algo que le llama la atención; un loco acostado en el piso y un grupo alrededor de él. Por curiosidad, le pregunta al encargado qué está pasando allí: Lo que pasa es que el loco que está acostado dice que es el periódico y los demás lo están leyendo.
Muy interesante, ahora me tengo que ir, seguiremos mañana la inspección. Al otro día, cuando siguen haciendo la supervisión, el inspector ve que el loco-periódico del día anterior es perseguido por todos los antiguos lectores.
¿Y ahora qué está pasando?, le preguntó intrigado al encargado.
Que como es el periódico de ayer, ahora lo quieren usar de papel
higiénico.




Más chistes de Locos Página principal
© Copyright 2000/2019 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED