HUMOR

Matrimonios


Un hombre va donde el doctor y le dice muy preocupado:
Doctor, mi esposa me tiene angustiado, yo creo que se está quedando sorda. Hombre, hagamos una cosa, usted se le va a poner a una distancia prudente y le va a hacer una pregunta, y se le va a acercar hasta que le responda, vamos a ver que tan grave es el problema.
Esa noche el marido se para detrás de ella y dice:
¿Amor qué hay de cenar?
Y nada...
¿Amor qué hay de cenar?
Después de preguntar 4 veces ella al fin responde:
¡Ay! ¡Es la cuarta vez que te digo que hay pollo!




Un matrimonio se acaba de acostar y la mujer le susurra al marido: ¿Te acuerdas mi amor, qué felices éramos hace 6 años?
¿6 años? ¡Pero si no nos conocíamos!
Por eso cariño, por eso.




Vengo a devolverles este revólver que compró ayer mi señora.
¿Qué pasa?¿No funciona bien?
Sí hombre, sí que funciona. Pero por el momento ya nos hemos reconciliado.











Estaban dos hombres en el cielo y uno le pregunta al otro:
¿Y vos de qué moriste?
Congelado, ¿Y tú?
De la risa.
¿Cómo que de la risa?
Sí, es que yo pensaba que mi esposa me estaba engañando con otro hombre, entonces un día le dije que iba a salir por 2 días, pero cuando me fui, regresé ese mismo día para ver si la atrapaba con el otro hombre. Cuando llegué, busqué por toda la casa y no encontré a ningún hombre. Dándome cuenta del error que había cometido empecé a reír y reír hasta que morí. ¡Bruto, si hubieras buscado en la nevera nos hubiéramos salvado los dos!



Un tipo fue detenido por un oficial de caminos cuando conducía hacia su casa en compañía de su esposa.
¿Cuál es el problema oficial?
¡Manejaba a 120 en una zona de 80!
¡No señor! ¡Yo iba a 85!
¡No es cierto Luis, ibas a 110!
El tipo le echa una mirada de advertencia a su mujer.
¡También lo voy a multar por traer una de las luces descompuesta! ¿Luz? ¿Cuál? ¡No sabía de ella!
¡No te hagas Luis, esa luz está descompuesta desde hace semanas!
Esta vez le echa una mirada equivalente a 17 cachetadas.
¡También lo multaré por no usar el cinturón de seguridad!
¡Pero si me lo quité en el momento que me detuvo!
¡Pero si tú nunca lo utilizas!, le dice la esposa.
Esta vez Luis no soporta y le da un buen grito a su mujer.
¿Señora, su esposo le habla así normalmente?
¡No!, solamente cuando ha tomado.







Más chistes de Matrimonios Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED