HUMOR

Otros...


Este era un violinista que se perdió en la jungla, cuando a lo lejos vio un león, en su desesperación se puso a tocar el violín como un loco, el león se acerco y se sentó enfrente como escuchándolo.
De pronto apareció otro león e hizo lo mismo.
El violinista pensó: "Ya sabia que esta carrera me salvaría algún día", cerró los ojos un segundo y al abrirlos había mil leones a su alrededor.
Ya sudando frío, vio a lo lejos otro león, y se levantó para hacerlo detener mientras iba a su encuentro, siempre tocando el violín, pero el león no se detenía y en un segundo se lo comió.
Viendo esto, se levanta otro león y dice:
"Ya sabía que este sordo nos iba a malograr el concierto."




Lo malo de ser puntual es que no hay nadie allí para apreciarlo.




Un panadero ambulante promocionaba su pan:
¡Caliente el rico pan! ¡Caliente el rico pan!
A ver, deme un pan, señor. Le dice un hombre al panadero.
El panadero le da un pan.
¿Cómo? ¡Pero si este pan está frío!
¡Claro! Responde el panadero. ¿No oye? ¡"Caliente" el rico pan!











Era una mujer tan fea, tan fea que su marido se la llevaba al trabajo para no tener que darle el beso de despedida.




Le dice el hijo al padre.
Papá me voy a trabajar a los Estados Unidos.
Le contesta el padre:
Pos' bueno hijo, tú sabes lo que haces.
Pasaron 5 meses y el padre aún no sabía nada de su hijo desde que se había ido. Al sexto mes recibe un telegrama que decía:
PAPA, MANDAR DINERO MORIR DE HAMBRE.
Y el padre le contesta:
HIJO VENIR PRONTO MORIR JUNTOS.







Más chistes de Otros... Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED