HUMOR

Pepito


Está la maestra en la escuela y le solicita a los alumnos llevar artículos para su botiquín de primeros auxilios. Al día siguiente llega Juanito con alcohol, y la maestra le dice:
Muy bien, Juanito, ¿Y para qué sirve el alcohol?
Juanito responde:
Pues para desinfectar heridas y hacer asepsia antes de las inyecciones. La maestra:
Muy bien.
Entonces, llega Lupita con un tanto de algodón, y la maestra pegunta: Lupita, ¿Para qué sirve el algodón?
Y Lupita responde:
Maestra, en esta presentación se hacen motitas y con el alcohol se desinfectan las heridas.
Muy bien, dice la maestra.
En eso llega Pepito con un tanque de oxigeno, y la maestra le pregunta: Pepito, ¿Un tanque de oxigeno? ¿Y para qué sirve?
Pepito responde:
La verdad, no sé pero cuando se lo quité a mi abuelita me dijo:
!No te lo llevessssssss!




Cuando Pepito estaba dando un examen, como no había estudiado estaba copiándole al chico del frente, Jorge. La maestra lo ve y le pregunta: ¿Pepito que haces?
Y Pepito le contesta:
Estaba revisando que las respuestas de Jorge estén correctas.




Había dos niños Pepito y Pedrito. Pepito le pregunta a Pedrito:
¿Sabes cuál es la ciudad que está en el cielo?
Y Pedrito responde:
No, no sé, ¿Cuál es?
Pues Los Ángeles.











Esta era una vez que Pepito estaba en la escuela, y la maestra dice: Voy a escoger tres personas que me digan una oración que tenga que ver con estatua.
María, dígame una oración con estatua.
Bueno maestra, pues yo fui al viejo San Juan y vi la estatua de Cristóbal Colón.
La maestra dice:
Muy bien, Juanita dígame usted.
Bueno maestra, yo fui a los Estados Unidos y vi la estatua de la Libertad. Muy bien, Pepito dígame usted.
Bueno maestra, yo fui a casa de mi abuela tropezó conmigo, se cayó y estatua jodida.




La maestra le pregunta a Jorgito:
¿Por qué llegas tarde?
Ay maestra, es que venía en mi caballo y que se sienta y ya no se quiso parar.
Bueno, ¿Y tu Pedrito por qué llegas tarde?
Ay maestra, es que venía en mi caballo y que se sienta y ya no se quiso parar.
Bien, ¿Y tu Pepito por qué llegas tarde? ¡Tú no tienes caballo!
Ay maestra, pues con tanto caballo sentado no podía pasar.







Más chistes de Pepito Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED