HUMOR

Pepito


En un autobús dirigiéndose hacia Acapulco se encontraba Pepito y su mamá. Y le pregunta Pepito:
Oye mami, ¿Cómo se llama el pueblito que pasamos?
No lo sé hijo. Pasa media hora y le vuelve a preguntar:
Mami, ¿Cómo se llama el pueblo que pasamos hace media hora?
Que no lo sé hijo. Pasando veinte minutos más le hace la misma pregunta y la mamá responde:
Que no sé, ya te dije, ¿Por qué tanta insistencia?
A lo que responde Pepito:
Es que quiero saber cómo se llama el lugar donde se quedó mi hermanito.



Esta Pepito y le dice el papá:
Oye mijo, ¿qué quieres ser de grande?
Y le contesta el hijo:
Un pendejo.
Y el papá le dice:
Pero, ¿por qué?
Porque un amigo pasa por la calle y le dicen: "mira a ese pendejo que carro tiene".




Estaba Pepito sentado en una banca y de repente llega Lucy y le pregunta: Pepito, ¿Piensas que yo soy linda?
Pepito le responde:
Claro, Lucy.
Entonces Lucy dijo:
¿En serio? ¿No lo dices por lastima?
Y Pepito le dijo:
No Lucy, todo el mundo es bonito, solo que algunos tienen la belleza por dentro, como tú que la tienes demasiadísimo adentro.











Esta era una vez que Pepito estaba en la escuela, y la maestra dice: Voy a escoger tres personas que me digan una oración que tenga que ver con estatua.
María, dígame una oración con estatua.
Bueno maestra, pues yo fui al viejo San Juan y vi la estatua de Cristóbal Colón.
La maestra dice:
Muy bien, Juanita dígame usted.
Bueno maestra, yo fui a los Estados Unidos y vi la estatua de la Libertad. Muy bien, Pepito dígame usted.
Bueno maestra, yo fui a casa de mi abuela tropezó conmigo, se cayó y estatua jodida.




La maestra en el salón de clases le dice a sus alumnos:
A ver niños, díganme qué parte de mi cuerpo les gusta más, y yo les voy a adivinar qué es lo que van a ser cuando sean grandes.
A ver Juanito, ¿qué te gusta más de mi cuerpo?
Su pelo, maestra.
La maestra le responde, entonces tú vas a ser peluquero cuando seas grande.
A ver Luisito, a ti, ¿qué te gusta más de mi cuerpo?
Sus ojos, maestra.
¡Ahh!, entonces tú vas a ser oculista Luisito.
A ver Diego, ¿y a ti?
A mí me gustan sus dientes, maestra.
Muy bien, entonces tú serás dentista cuando seas grande Diego.
A ver Pepito, ahora dime tú lo que más te gusta de mí.
Yo para qué le digo maestra, acabo de descubrir que quiero ser lechero.






Más chistes de Pepito Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED