HUMOR

Suegras


El día que yo muera quiero que me sepulten en el mar.
¿Y por qué esa decisión?
Porque mi suegra me amenazó con bailar sobre mi tumba cuando yo muera.



Un marido escribe en la tumba de su suegra:
"Ojalá que tanta paz encuentres, como tranquilidad me dejas".




Auxilio, socorro, amor, que llamen a los bomberooos, se quema nuestra casaaaaa.
¡Shhhh!, silencio mi amor, no hagas ruido que vas a despertar a tu madre.










Está un señor llorando en un bar y le dice su compadre:
Compadre, ¿Por qué llora?
Es que a mi suegra le dio un infarto.
Pero debería estar contento, no que la odiaba.
Bueno sí, pero es que no se murió.




Va corriendo el marido a la cocina donde se encuentra su esposa, y le dice:
Mi amor, mi amor, hace media hora que tu mamá se cayó de la azotea. La esposa disgustada le dice:
¿Por qué me avisas a esta hora?
Es que de la risa, recién ahora puedo hablar.







Más chistes de Suegras Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED