HUMOR

Amigos


Se encuentran dos amigos y uno le dice al otro:
¿Sabes que murió Antonio?
¿Sí? No me digas, ¿y de qué murió?
De cataratas.
¿Lo operaron?
No, lo empujaron.




Dos amigos van por la calle, cuando de repente uno de ellos se para y exclama:
¡Cielos! ¡Mi mujer y mi amante vienen charlando juntas hacia aquí! Su amigo le mira con cara de estupefacción y le dice:
¡Caramba! ¡Yo iba a decir lo mismo!




Un famoso político va cambiar un cheque en un banco de la capital y no tenía identificación. El cajero le dijo que necesitaba verificar su identidad. El hombre insistió en que era una figura pública y todos debían conocerlo. El cajero le dijo:
Señor, son las reglas, sino lo identifico no puedo cambiarle el cheque. Ayer estuvo aquí un famoso boxeador, no tenía identificación y para demostrar quién era tuvo que boxear un par de veces, aunque noqueó a dos cajeros lo identificamos y pudimos proceder.
Dijo entonces el político:
La verdad es que no sé qué hacer, solo se me ocurren tonterías y
estupideces.
Y dijo el cajero:
Ok, ya lo reconocí y me convenció, ¿Cómo quiere el cambio?











Un día un señor pedía limosna y un señor que lo ve le dice:
¿Por qué usted no se pone a trabajar?
Y el pobre le dijo:
¡Le pedí limosna no consejos!




Estaba Juan y Pedro trabajando de leñadores, cuando de pronto Juan se corta un brazo, rápidamente Pedro mete en una bolsa de plástico el brazo de Juan y lo lleva al hospital. Al siguiente día Pedro va a ver a Juan y lo encuentra jugando tenis, y Pedro dice:
¡Vaya, que avanzada es la tecnología de hoy!
Después de unos días, Juan se reincorpora al trabajo, pero el muy tonto se corta una pierna. De nuevo Pedro mete en una bolsa de plástico la pierna de Juan, y lo lleva al hospital. Al siguiente día Pedro lo va a visitar y lo encuentra jugando fútbol, y Pedro dice:
¡No cabe duda que esta tecnología es excelente!
El día siguiente Juan se reincorpora al trabajo, pero el muy tonto se corta la cabeza, rápidamente Pedro toma la cabeza de Juan, y la mete en una bolsa de plástico y lo lleva al hospital. Al siguiente día Pedro va a visitar a Juan, pero no lo encuentra por ningún lado, rápidamente Pedro le pregunta a la enfermera dónde esta su amigo Juan y ella le contesta: ¡Se hubiera salvado! ¡De no ser por un idiota que le metió la cabeza en una bolsa de plástico y se asfixió!







Más chistes de Amigos Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED