HUMOR

Chistes Cortos





No desayuné pensando en ti, no almorcé pensando en ti, no cené pensando en ti, y no dormí porque tenía hambre.




Sabes que el otro día se cayó mi madre por el balcón y ahora está en el cielo.
Pues, ¡Cómo rebota tu vieja!




¿Qué le dijo un pecoso a otro?
Te gano por puntos.











Un francés quería ir a un safari y contrató a un guía mexicano y se fueron al safari. Estando en plena selva apareció un tigre, el mexicano corrió y el francés le gritó:
¡Esperra, esperra!
Y el mexicano le responde:
No, no es perra es, ¡tigre!




Era un cocinero tan feo, pero tan feo, que hacía llorar a las cebollas.






Más chistes de Chistes Cortos Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED