"; Los mejores chistes de Atlantes

HUMOR

Atlantes




Iba un Atlante con su rebaño de ovejas, llegan a un cruce de ferrocarril y el atlante toma la precaución de asomarse si venía algún tren y decide cruzar el rebaño, cuando a gran velocidad se ve venir un ferrocarril, por más que intenta no logra pasar el rebaño completo y que le mata casi la mitad del rebaño. Furioso en extremo, el atlante se encamina al pueblo, entra en la juguetería, toma un bate de béisbol y arremete contra los trencitos eléctricos que ahí estaban, el dueño a duras penas logra detenerlo y le exige una explicación. El atlante le dice:
A estos hay que acabarlos de pequeños porque de grandes matan a las ovejas, y doy gracias de que venía de frente porque si es de lado acaba con todo mi rebaño.




¿Por qué los Atlantes no toman leche fría?
¡Porque no les cabe la vaca en la nevera!
¿Por qué los Atlantes no toman agua fría?
¡Porque pudieron meter la vaca en la nevera y no les cabe nada más!
¿Por que los Atlantes no usan el hielo?
Porque no saben la receta para hacerlo.
¿Por qué los Atlantes le disparan al agua?
Para matar la sed.
Un Atlante se encontraba limpiando un espejo, pasaba el trapo una vez, y se quedaba mirando con el ceño fruncido y volvía a pasar el trapo. A la tercera vez tiró el trapo al suelo y dijo:
Joder, ¡O limpias tú o limpio yo!




Este era un alemán que nunca en su vida había pedido prestado dinero, y un francés que nunca en su vida había prestado dinero.
Un día estos 2 se encuentran en una tienda, se hacen amigos y el alemán le pide prestado dinero al francés, este aceptó, y decidieron que el alemán se lo abonara a una cuenta de banco.
Pasaron muchos años, y el alemán no le pagaba al francés, pero un día, se encontraron en la calle.
El francés, con una pistola, empezó a gritar:
¡Si no me pagas te mato!
Y el alemán corrió para esconderse y llegó a una cantina atendida por un atlante.
El francés lo encontró, pero como el alemán no tenía dinero dijo: ¡Ni muerto te pago!, y se disparó
A lo que el francés contestó:
¡Aunque sea, pero en el infierno me pagas!, y también se disparó. Anonadado el atlante dice:
¡Hombre! ¡Yo por nada del mundo me pierdo esta pelea!, y se dispara.









¿Por qué cada vez que los atlantes compran una caja de leche la abren en el mismo supermercado?
Porque el envase dice: Abra aquí.




Buenos días, Soporte Microsoft, ¿En qué lo podemos ayudar?
¿Sí, bueno? Tengo un problema con mi Word.
¿Qué tipo de problema?
Bueno, estaba escribiendo y de pronto todas las palabras se fueron. ¿Se fueron?
Sí, desaparecieron.
Hmm, entonces, ¿Qué hay en la pantalla ahora?
Nada, está en blanco, no acepta nada cuando escribo.
¿Está usted todavía en Word, o lo cerró?
¿Cómo lo puedo saber?
¿En su barra de tareas aparece el Word?
¿Cuál es la barra de tareas?
¡Olvídelo! ¿Puede mover el cursor a través de la pantalla?
No hay ningún cursor, ya le dije, no acepta nada cuando escribo.
¿Tiene su monitor un indicador de poder?
¿Dónde está el monitor?
Es la cosa con la pantalla que se parece a un televisor, tiene una pequeña lucecita que le indica cuando está encendido.
No sé.
Bueno, entonces mire atrás del monitor y encuentre el cable de poder que sale de él. ¿Lo puede ver?
Sí, creo que sí.
Cuando se asome detrás del monitor, ¿Nota que hay dos cables conectados a él y no sólo uno?
OK, aquí está.
Por favor sígalo y dígame si está bien conectado atrás de su computador. No alcanzo
Bueno, ¿Puede ver si lo está?
No.
Tal vez si pone su rodilla en algo y se inclina.
No es porque no tenga el ángulo correcto, es porque está oscuro.
¿Oscuro?
Sí, la luz de la oficina está apagada y la única luz que me llega viene de la ventana.
Bueno, entonces encienda la luz de la oficina.
No puedo.
¿No? ¿Por qué no?
Porque hace un rato que no tenemos electricidad en el edificio.
¡Ah, la electricidad! ¡Se fue la electricidad! ¡Bueno, ya lo tenemos! ¿De verdad?
¡Claro! ¿Todavía tiene las cajas, manuales y los demás empaques en que venía su computadora?
Bueno, sí, los mantengo en el armario, ¿Por qué?
Excelente, sáquelos, desconecte su sistema y empáquelo tal como estaba cuando lo compró. Luego llévelo de vuelta al departamento que se lo dió. ¿De verdad, tan malo es?
Sí, me temo que así es.
Bueno, está bien supongo, ¿Qué les digo?
¡Dígales que usted es demasiado "estupido" para tener una computadora!





Más chistes de Atlantes Página principal
© Copyright 2000/2019 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED