HUMOR

Atlantes





Un hombre va a trabajar cuando le pregunta un atlante que estaba de paseo por su ciudad:
Oiga, por favor, ¿Me podría decir que autobús tengo que tomar para ir al museo?
Sí, aquí mismo, tome el número 48.
A mediodía, nuestro hombre vuelve del trabajo para ir a comer y se encuentra al atlante que todavía está esperando en la parada del autobús. ¿Pero qué hace todavía aquí? ¿No le dije que tomara el 48?
¡Claro! Y ya han pasado cuarenta y tres autobuses.




Había un General sentado en su silla cuando un oficial entra al cuarto y le dice:
General, se nos escapó el prisionero.
El general bien enojado y furioso le pega al escritorio con su mano y dice:
¡Cómo que se les escapó! ¡Que no les había dicho que vigilaran todas las salidas!
El oficial dice:
Sí general, es que se nos escapó por una entrada.




La atlante de 10 años va a pescar con su padre y vuelve con el rostro absolutamente golpeado.
La madre, asustada, pregunta:
- Hijita linda, ¿qué sucedió?
- Fue un mosquito mamá...
- ¿Y te picó?
- No tuvo tiempo, papá lo mató con el remo.











Este era un atlante muy preocupado porque él quería mucho a Juanita, pero era tan tonto que no sabía cómo declararle su amor.
Un día se encontró un amigo que era poeta y le contó de su angustia, y su amigo le dijo: la próxima vez que la veas dile estas palabras:
"Eres como esa rosa baturra que yo adoro sin empacho".
Pasaron unas cuantas horas y el atlante iba repitiendo el verso para que no se le olvidara, pero una vez que estuvo frente a Juanita le dice muy lleno de inspiración y nerviosismo:
"Eres como la burra que se escapó de mi rancho".




Esta un jugador de fútbol bañandose y lo ve su amigo y le dice:
¿Por qué te bañas antes del partido?
Y le contesta:
Porque el maestro me dijo que juege limpio.







Más chistes de Atlantes Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED