HUMOR

Atlantes





Había un hombre muy tonto por nombre Rafael, pero todos lo llamaban Raffy. Ahora, resulta que Raffy tenía un amigo que se creía muy listo. Un día, Raffy fue a visitar su amigo a las 10 de la noche, y cuando llegó a su casa, entra y ve que su amigo está viendo la tele.
¿Qué miras?, le pregunta a su amigo.
En respuesta él le dice:
Raffy, mira este hombre en las noticias que está a punto de tirarse de un edificio.
Raffy lo ve y dice:
Yo no creo que él vaya a tirarse.
Su amigo le dice:
Pues, yo digo que sí. Es más, estoy tan seguro que sí lo va a hacer que te apuesto $20 que sí lo hace.
Raffy, seguro que el hombre no se va a matar, acepta y el hombre se tira. Cuando Raffy va a darle el dinero a su amigo, su amigo rehúsa coger el dinero, y le dice:
Raffy, mi amigo, no te puedo robar, esas noticias ya yo las vi a las cinco de la tarde.
Raffy, confundido por lo que su amigo le acaba de decir, le dice: Yo las vi también, pero caramba, yo no pensé que se iba tirar dos veces.



Había un General sentado en su silla cuando un oficial entra al cuarto y le dice:
General, se nos escapó el prisionero.
El general bien enojado y furioso le pega al escritorio con su mano y dice:
¡Cómo que se les escapó! ¡Que no les había dicho que vigilaran todas las salidas!
El oficial dice:
Sí general, es que se nos escapó por una entrada.




¿Cómo se reconoce a un atlante en un estadio?
Porque cuando hacen la ola es el único que se ahoga.











Juan se encuentra en una gran avenida esperando un aventón, en eso pasa un atlante y le dice que suba que él lo va a llevar. El atlante va a 120 Km por hora y aparece el semáforo en rojo.
¡Para! ¡Para! Le dice Juan.
El atlante le contesta:
¡No pasa nada! Mi hermano maneja igual y nunca le ha pasado nada. Sigue, y cuando llegan a otro semáforo en rojo.
¡Frena loco! ¡Frena! Dice Juan.
El atlante le vuelve a decir:
Mi hermano maneja igual, y nunca le ha pasado nada.
Y prosigue a toda velocidad. El atlante ve un semáforo en verde y se mete una tremenda frenada, Juan le dice:
¡Oye, qué te pasa estamos en verde!
El atlante responde:
¡No! ¡Hay que tener cuidado, no vaya a pasar mi hermano!




Era una vez, que un atlante toma un taxi en la ciudad de México. Lo para, se sube y pide que lo lleve al aeropuerto. Entonces, el taxista le dice: Oiga, yo soy muy bueno para contar chistes, el mejor.
Luego dice el atlante:
¿Así?, pues entonces demuéstremelo, cuénteme un chiste, vale.
Entonces el taxista dice:
¿Quién es el hijo de mi padre que no es mi hermano?
Y el atlante pensaba:
¿Quién es el hijo de mi padre que no es mi hermano? mmm no, no sé. El taxista dice:
¡Pues yo!
Ah, es verdad dice el atlante.
Entonces en el aeropuerto, el atlante se encuentra con otro atlante y le dice:
Oye vale, yo soy muy bueno para eso de los chistes.
Y el otro dice:
Pero vale, demuéstramelo.
¿Quién es el hijo de mi padre que no es mi hermano?
Y el otro pensaba en silencio y al final dijo:
Me rindo, no sé.
Y le responde el atlante:
Pues, el taxista mexicano que me trajo hasta aquí.







Más chistes de Atlantes Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED