HUMOR

Atlantes





Estaba un señor en su rancho y llega un atlante y le dice al ranchero: Si te digo cuántos borregos tienes en ese corral, ¿me regalas uno? Pues órale, le dice el ranchero.
Y el atlante le dice:
Son 28.
El ranchero se quedó asombrado y le dice:
Pues, te lo has ganado.
Cuando el atlante ya se está yendo, el ranchero le dice:
Oye, si te digo de dónde eres, ¿me devuelves el animal?
Está bien, le dice el atlante.
Eres de Atlantilandia, responde el ranchero.
El atlante queda muy asombrado y le dice:
¿Cómo supo?
Porque te estás llevando al perro.




Un Atlante encuentra una lámpara Mágica y sale el genio.
-Te concederé 4 deseos. Atlante : Tener mucho, mucho dinero. Genio: Concedido
Atlante: tener un carro convertible rojo. Genio: Concedido. Tener una mansión. Genio: Concedido.
Atlante: Hay !!, me quiero morir de tanta felicidad ( por la alegría) . Genio: Concedido.




Venancio está con su mujer y ésta le dice:
Vamos Venancio que quiero unos zapatos de cocodrilo.
Y Venancio se va con su amigo Manolo y le dice:
Manolo, que dice mi mujer que quiere unos zapatos de cocodrilo, ¿me acompañas a la selva?
Total llegan a la selva y cazan como cien, después se acerca Venancio a Manolo y le dice:
Manolo ya no más quedan 2 si ninguno de ellos tiene zapatos nos vamos.










¿Por qué cada vez que los atlantes compran una caja de leche la abren en el mismo supermercado?
Porque el envase dice: Abra aquí.




Un atlante le dice a un japonés, ¡hola! y el japonés le responde: Las doce y tleinta.







Más chistes de Atlantes Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED