"; Los mejores chistes de Política

HUMOR

Política




- Voy a matar 120 diputados y un gatito
- Ehhh ¿Por qué el gatito?
- Ves, que a nadie le importan los diputados.




Era un día común y cualquiera, en eso un señor toma su bicicleta y se va a la tienda a comprar, se baja de ella y acomoda la bicicleta en la orilla de la banqueta de una calle y se mete a comprar. Al poco rato pasa una patrulla y le dice:
Señor por favor, ¿Podría quitar su bicicleta?
El señor responde:
¿Por qué he de quitarla si no estorba?
El policía responde:
Lo que sucede es que por esta calle va a pasar el presidente.
El señor responde:
Muchas gracias policía por avisarme, ahorita mismo la quito, ¡No se la vaya a robar también el presidente!




El presidente sale a pasear por el campo y se cae en un pozo profundo. Empieza a gritar hasta que un campesino lo oye y se acerca al pozo. ¡Por favor ayúdeme, estoy mal herido!
¿Mal herido? Responde el campesino al reconocerlo y sonriendo dice: ¡No, el problema es que está muy mal enterrado!










Llega una vez el presidente de la república a hablar sobre la economía de su país a una conferencia de prensa, entonces le dice un periodista: Señor presidente, ¿Es verdad que en la actualidad hay crisis económica? El presidente le contesta:
Pues la verdad, mi gobierno ha hecho un estudio, y déjenme decirles, que realmente sólo hay 6 personas que sufren crisis económica.
Entonces le pregunta otro periodista:
¿Y dígame quienes son esas 6 personas?
El presidente contesta:
Yo, tú, él, nosotros, ellos y ellas.




Burocracia.
Estaba un contador, un arquitecto, un químico y un burócrata discutiendo sobre, cuál de sus perros era el más listo. Entonces, se les ocurrió ponerles a prueba, el arquitecto llama a su perro de nombre compás y le dice:
Has lo que sabes, y el perro tomó un pliego de papel milimétrico, un lápiz, y una regla y dibujó un cuadrado perfecto.
Después el contador llamó a su mascota de nombre inventario:
Muéstrales, le dijo, el perro fue por un paquete de galletas y las dividió y acomodó en tres pilas con el mismo número de piezas. A este, le siguió el químico que llamó a su perro de nombre matraz y le dijo:
Has lo tuyo.
Y el perro tomó un recipiente con leche y una taza graduada y midió exactamente 1/2 litro. Cuando tocó el turno al burócrata todos estaban atentos a ver que hacía su perro, entonces lo llamó:
¡Senador!
Y el perro sin más fue y se echó sobre el pliego de papel, bebió la leche de un sólo trago y se zampó todas las galletas.






Más chistes de Política Página principal
© Copyright 2000/2019 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED