"; Los mejores chistes de Amigos

HUMOR

Amigos




Hombre, me acabo de comprar un aparato para la sordera que es una maravilla, me lo puedo meter en la oreja y nadie se da cuenta.
Vaya, que cosas, ¿Cuánto te ha costado?
¡Las dos y cuarto!




Estaban cuatro amigos en una bodega, uno calvo, uno cojo, uno ciego y uno sordo, entonces el sordo comenta:
Oigo pasos.
Y dice el ciego:
Pues vamos a ver.
Entonces, dice el calvo:
Y si nos agarran.
Le contesta el cojo:
Pues nos echamos a correr.




Se encontraba Juan Caca bebiendo triste en un bar, cuando de pronto aparece su buen amigo y le dice:
Juan, ¿Por qué tan triste?
Juan Caca le responde:
Por qué va a ser, mi nombre pues, como me voy a llamar Juan Caca, es horrible.
El amigo le dice:
Pero eso ahora tiene arreglo, en nuestros días te puedes cambiar de nombre facilito.
Juan Caca dice:
¿Tú crees?, está bien, mañana mismo lo hago.
Al día siguiente el amigo pasa por el mismo bar y ve a Juan Caca bebiendo feliz.
Hola, veo que estás feliz, ¿Hiciste lo que te aconsejé?
Juan Caca dice:
Claro, ya no me llamo más Juan Caca, ahora soy feliz.
El amigo le pregunta:
¿Cómo te llamas ahora?
¡Pedro Caca!










Dos amigos, Luis y Juan se fueron en un viaje de camping. Luego de una buena comida y una botella de vino se despidieron, se acostaron y se fueron a dormir. Algunas horas más tarde, Luis se despertó y codeó a su fiel amigo:
Juan, mira el cielo y dime qué ves.
Juan contestó:
Veo millones y millones de estrellas.
Y eso, ¿Qué te dice?
Juan pensó por un minuto y dijo:
Astronómicamente, me dice que hay millones de galaxias y potencialmente billones de planetas, astrológicamente, veo que saturno está en leo, cronológicamente, deduzco que son aproximadamente las tres y diez; Teológicamente, puedo ver que Dios es todopoderoso y que somos pequeños e insignificantes y, meteorológicamente, sospecho que tendremos un hermoso día mañana.
¿Y a ti qué te dice?
Juan calló por un minuto y luego dijo:
Eres un tonto, ¡Alguien nos robó la carpa!




Van dos compadres caminando en la selva y no encuentran nada en todo el día, entonces en la noche ya se iban a acostar y sienten rugir a un león y las armas estaban lejos. Entonces, un compadre le dice al otro compadre: Compadre, pásame mis tenis, compadre.
Y el otro le dice:
¡A poco le vas a ganar a correr al león!
No, pero a ti sí compadre.




Más chistes de Amigos Página principal
© Copyright 2000/2019 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED