HUMOR

Novios





Un día una chica le dice a su enamorado:
¿Por qué no le dices a mi padre para que nos casemos?
A lo que el enamorado contesta:
¡Está bien!
Cuando llega el día de la pedida de mano el padre de la chica le pregunta al joven:
¿Y usted cuánto gana?
Bueno, responde el muchacho, yo gano 500 soles.
Entonces, el padre exclama:
¡Eso no le alcanza a mi hija ni para el papel higienico!
Entonces, el joven ofendido se va de la casa, y cuando se va, la chica sale por la ventana y le dice:
Carlos, ¿Por qué te vas?
El joven se voltea, la mira, y le dice:
¡Chau, cagona!




Era una mujer tan fea, pero tan fea, tan fea, que su esposo la llevaba a su trabajo para no tener que darle el beso de despedida.




Estaba Pedro y la María en su casa, y Pedro le dice a la María.
Vos María, apágate la luz.
María le contesta:
Ay, no Pedro.
Pedro le vuelve a decir:
Vos María, que te apagues la luz, te digo.
María le contesta:
Ay no, vos Pedro qué me quieres hacer.
Así se estuvieron hasta que María le dijo:
Va, está bien Pedro, y apagó la luz.
Entonces, Pedro le dice:
¿Te gusta mi reloj fosforescente?











Una pareja de novios decide casarse. Así que el novio va a ver al papá de la novia para pedir su mano:
¿Así que se quieren casar, eh?
Sí, señor.
¿Y ya vio usted a mi mujer?
Sí, pero me gusta más su hija.




El futuro suegro al prometido de su hija.
¿Así que quiere casarse con Laurita, pero antes dígame, de cuánto dinero dispone?
De 30 mil pesos, señor.
¡Ah!, no está mal si los sumamos a los 30 mil que tiene mi hija.
El pretendiente interrumpe:
Perdón señor, pero esos ya están incluídos.







Más chistes de Novios Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED