HUMOR

Restaurantes





Un hombre histérico llama al camarero del restaurante:
¡Camarero, camarero, mi sopa tiene un cabello!
El camarero responde:
Es cabello de ángel.
¿De ángel?
Sí señor, de Angel, el cocinero.




Un hombre entra a un bar y le dice el camarero:
¿Qué va a ser, señor?
Bueno, pues quiero ser arquitecto.
No hombre, ¿que, qué quiere?
Bueno, una esposa guapa, tener dos niños, una buena casa, y un coche. No me comprende, ¿que qué va a tomar?
Ah, perdona, ¿qué hay?
Nada, aquí limpiando el bar...




Un hombre entra a un restaurante y le pide al camarero el menú del día. El camarero le entrega la hoja donde se puede ver que es un menú bastante caro, y le pregunta al camarero:
Oiga, ¿Y aquí no hacen descuento a los colegas?
¿Pero, usted también es camarero?
No, soy ladrón.











En un restaurante el cliente le dice al mesero:
Mesero, ¡Hay una mosca en mi sopa!
El mesero le responde:
No se preocupe señor, la araña que está en su pan se ocupará de ella.




Luego de comerse tres platos en un exquisito restaurante, el cliente llama al mozo:
Camarero, todavía me he quedado con hambre, ¿Qué me aconseja pedir? ¿Quiere un consejo sincero?
Pida la cuenta, ¡Y estoy seguro que se le pasará el apetito!







Más chistes de Restaurantes Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED