"; Los mejores chistes de Religiosos

HUMOR

Religiosos




Un cura estaba limpiando el altar en su iglesia cuando entra un hombre con cara de asombro y se queda plantado delante de la estatua del Santo Padre con la mano extendida. El cura, entre preocupado e indignado, sigue con sus quehaceres sin quitar el ojo al molesto personaje, y así pasa el tiempo. Al cabo de una hora el hombre con gesto de enfado susurra a la estatua:
Por favor, date prisa que llego tarde.
El cura no puede más y totalmente enfadado increpa al hombre:
Pero desdichado, ¿Qué estás haciendo?
A lo que el hombre responde:
Mire, a mí déjeme en paz, yo lo único que hice fue dar una lismona al pobre de la entrada y él me respondió Dios se lo pagará, y a eso vengo.




Estaba Jesús con todos sus discípulos y Jesús dice:
Todos los que vienen conmigo traigan una piedra. Y judas dice en su mente, -yo no voy a traer ninguna piedra, yo no soy loco. Y después Jesús les dice que suban la colina que estaba ahí, y judas dice: Menos mal yo no traigo piedras. Y allá arriba Jesús les pide a cada uno de ellos la piedra que traían para convertirla en comida. Y solo judas no comió por estúpido. Al día siguiente Jesús no dijo nada acerca de recoger una piedra, y Judas dijo hoy me voy a traer mi piedra yo no me quiero morir del hambre. Y él trajo su piedra hasta la cima de la colina, con tanto esfuerzo. ya allá arriba judas le dice al señor:
Bueno señor aquí traje mi piedra, ¿me la puede convertir en comida? y el señor dice: Por supuesto.
y después un discípulo le dice al señor:
y ¿Qué hay de nosotros?
Ahí déjenlo a él, nosotros nos vamos a pedir pizza...




Un hombre muy devoto de los santos estaba en su piso que desgraciadamente estaba en llamas, a esto llegó la policía, los bomberos y las ambulancias. Todos intentaron convencerle para que bajara pero él no estaba dispuesto. San Pedro y los ángeles me ayudarán.
Al final el hombre muere y sube al cielo donde San Pedro lo recibe en la puerta:
San Pedro le da la bienvenida pero él está disgustado.
¿Por qué no me mandaste a nadie para que me salvará?
A esto San Pedro le contesta:
¿Que no te envié a nadie? Envié a los policías, los bomberos y las ambulancias, ¡estos mortales...!










¿Por qué se ríen los angelitos?
Por la gracia del Señor.




Se encuentra una mujer orando y le dice a Dios:
Dios, tú sabes cuánto deseo casarme, consígueme un hombre inteligente. Le contesta Dios:
Hija, eso si que está difícil, pues los hombres inteligentes, no se casan.





Más chistes de Religiosos Página principal
© Copyright 2000/2019 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED