"; Los mejores chistes de Doctores

HUMOR

Doctores




Doctor, ayúdeme, tengo delirios, me creo perro.
Aja, ¿Y desde cuándo es eso?
Creo que desde cachorro.




Una madre da a luz a su bebé. Cuando está recuperada el doctor le dice: Su hijo está bien, pero le tuvimos que poner oxígeno.
Y la madre responde:
¡Que pena, yo quería ponerle Francisco!




Llega un hombre al doctor y le dice:
Doctor, doctor, tengo un hueso afuera.
Y el doctor le dice:
Hágalo pasar, por favor.










Llega un señor al doctor y le dice:
Doctor, fíjese que ya estoy harto porque siempre que me duermo sueño que un duendecillo me pregunta, ¿ya hiciste pipí? Y como no he hecho me hago pipí.
A lo que el doctor le reponde:
Mire, vamos a hacer esto, antes de dormir haga toda la pipí que pueda y después se va a dormir.
El señor se va muy contento a su casa, y cuando llega la hora de dormir hace toda la pipí que puede y luego se va a dormir, cuando está soñando se le aparece el duendecillo y le pregunta:
¿Ya hiciste pipí?
Y el hombre contesta:
Sí, ya hice.
¿Y popó?




En la sala donde los estudiantes de medicina hacen prácticas, llega un hombre con un ataque al corazón:
Mi corazón, mi corazón.
Tranquilo hombre, le dice el estudiante, que enseguida viene un médico y le atiende.
En eso llega uno de primero y pregunta:
¿Es éste el del corazón?
Sí doctor, sí.
Saca dos agujas y chass chass, se las clava en los ojos, a lo que el estudiante dice:
Pero oiga, que era el corazón lo que le dolía.
Ojos que no ven...






Más chistes de Doctores Página principal
© Copyright 2000/2019 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED