HUMOR

Niños





Cierta noche estaban la mamá y su hijo en casa. El niño derramó la leche, y su mamá le ordenó que limpiara con el trapeador, el cual estaba en el patio.
El niño abrió la puerta, y la mamá se percató de que él tenía miedo, y ella le dijo cariñosamente:
- No temas, hijo. Dios está en todas partes, inclusive en la oscuridad de la noche. Entonces el niño gritó hacia el patio:
- ¡Dios! ¡Me pasas el trapeador por favor!




La mamá pregunta enojada:
¿Quién se comió el pastel que estaba aquí?
Lupita, la hermana adolescente contesta:
¡Fue Panchito, mamá!
¡No es cierto! Contesta el niño.
¡Sí es cierto!
¡No, no es cierto, cómo eres mentirosa, si tú ni me viste cuándo me lo comí!




Un niño llega a su casa y le dice a su mamá:
Mamá, en la escuela todos me dicen que soy envidioso.
La mamá responde:
Mándalos a todos a la punta del cerro.
Ah, claro, ¿Por qué ellos sí y yo no?











Una señora tenía un nieto al que llamaba Diploma. Diploma para acá, Diploma para allá; Diploma ven acá. Un día alguien le preguntó:
Señora, ¿Por qué llama usted Diploma a ese niño?
Ella le contestó:
Porque mandé a mi hija mayor a estudiar a la ciudad y eso fue lo que me trajo.




Llega un niño donde la mamá y le dice:
Mami, mami, en la escuela me dicen el eléctrico.
Y la madre le pregunta:
¿Y que haces?
Y el niño le contesta:
Les sigo la corrientë.







Más chistes de Niños Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED