HUMOR

Niños





- ¡Mama!,¡Mamá! ya no vuelvo a jugar rompecabezas con Juan.
- ¿Por qué? -dice la mamá-.
- Porque siempre que le pego con el martillo sale llorando.




Una pareja tenía dos niños pequeños, de 8 y 10 años de edad, quienes eran extremadamente traviesos. Siempre estaban metiéndose en problemas y sus padres sabían que si alguna travesura ocurría en su pueblo sus hijos estaban seguramente involucrados.
La mamá de los niños escuchó que el sacerdote del pueblo había tenido mucho éxito disciplinando niños, así que le pidió que hablara con sus hijos. El sacerdote aceptó pero pidió verlos de forma separada, así que la mamá envió primero al niño más pequeño.
El sacerdote era un hombre enorme con una voz muy profunda, sentó al niño frente a él y le preguntó gravemente:
¿Dónde está Dios?
El niño se quedó boquiabierto pero no respondió, sólo se quedó sentado con los ojos pelones.
Así que el sacerdote repitió la pregunta en un tono todavía más grave: ¿Dónde está Dios?
De nuevo el niño no contestó.
Entonces el sacerdote subió de tono su voz, aún más, agitó su dedo frente a la cara del niño, y gritó:
¿Dónde está Dios?
El niño salió gritando del cuarto, corrió hasta su casa y se escondió en el closet, azotando la puerta.
Cuando su hermano lo encontró en el closet le preguntó:
¿Qué pasó?
El hermano pequeño sin aliento le contestó:
¡Ahora si que estamos en graves problemas hermano, han secuestrado a Dios y creen que nosotros lo tenemos!




Dos monjas tocan a la puerta de una casa donde las recibe una pequeña e inocente niñita que le pregunta a las monjas:
¿Qué desean?
Nos podrías dar una colaboración para el ancianato.
Sí, claro, espere un momento. Generosamente la pequeña niña se voltea y grita:
¡Abuelo vení que te vinieron a buscar!











Iba Pepito por la calle y ve a un niño y le dice:
Hey, ¿conoces a Juan?
El niño le pregunta:
¿Qué Juan?
El que te pegó en el zaguán.
El niño corre donde su papá y le cuenta lo sucedido, el padre le dice que vaya donde Pepito y le pregunte por Saúl y cuando él le pregunte, qué Saúl, él le diga:
El que te pegó en el baúl.
Así lo hizo el niño y cuando encontró a Pepito le preguntó:
¿Conoces a Saúl?
¿El primo de Juan?
Y el niño le pregunta:
¿Qué Juan?
El que te pegó en el zaguán.




En una juguetería, un niño escoge un peluche de kanguro. Va a la caja y le entrega un billete de monopolio a la cajera, ésta le dice amablemente: Amor, esto no es dinero de verdad.
Y el niño le contesta:
Este tampoco es un kanguro de verdad.







Más chistes de Niños Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED