"; Los mejores chistes de Ladrones

HUMOR

Ladrones




Estaba una vez un señor en una esquina, cuando de pronto llega un ratero y le dice:
¡Deme todo su dinero!
El señor se lo da, después el ladrón se fija que trae un celular y le dice:
¡Deme su celular!
Y el señor contesta:
044-66-22-87-29-35.




Es un ladrón que no tenía plata, y mandó hacer una pistola de madera. Al día siguiente entra en un banco con la pistola en la mano y dice: ¡Todos al piso o los muelo a palo!




Un rico hacendado permanece de pie en el vestíbulo de su casa leyendo una carta con gesto sumamente preocupado.
*Señor X, ya le hemos avisado más de una vez y usted parece no hacerse cargo de la situación en que se encuentra. Este es el último aviso: si en plazo de 24 horas usted no ha depositado los cincuenta millones dónde usted ya sabe, nos veremos en la desagradable necesidad de proceder a soltar a su suegra*










Dicen que un ratero estaba caminado por un centro comercial, buscando una victima; pero no había ninguna y era tarde. Hasta que ve en la puerta de una tienda a una viejita, y dice:
¡Ésta es mi oportunidad!
Se acerca poco a poco y le quita la cartera a la viejita y se pone a correr a toda velocidad por la calle central, y la viejita grita: ¡Agárrenlo que es ratero!
Y sigue corriendo, otras personas ven el hurto y gritan también:
¡Agárrenlo que es ratero!
Ya cruzaba una cuadra y salían unos estudiantes de un instituto, y ven a la viejita con las otras personas persiguiendo al ratero, y se acoplan al grupo y todos gritan:
¡Agárrenlo que es ratero!
La gente que perseguía al hombre eran cerca de 300 personas, y sólo los separaba 10 metros, y cuando lo estaban por atrapar, el ratero sube por las ventanas de un edificio y la gente indignada desde abajo gritaba: ¡Agárrenlo que es ratero!
El hombre seguía subiendo, ya había alcanzado unos 20 metros de altura llega a una ventana de la cual se agarra, pero ésta se rompe con el peso del hombre, el que se va de espalda y cae al precipicio.
Entonces, el hombre en un momento de desesperación grita:
¡AGARRENME QUE SOY RATERO!




Una señora estaba en la parada de la guagua (microbús) y viene un hombre y le pone una navaja en el cuello y le dice:
¡Deme su cartera o la degollo!
Y la señora le dice:
Pues coja la de Goyo porque la mía está pelá.




Más chistes de Ladrones Página principal
© Copyright 2000/2019 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED