HUMOR

Amigos


Tres amigos están en el funeral de un compañero de trabajo. Uno de ellos, mirando al difunto, exclama:
-Yo quisiera que cuando muera, la gente me mire y me recuerde por algo grande que haya logrado en la vida.
-Es verdad, yo también quisiera que la gente me mirara y dijera: Fue un gran hombre y mejor amigo.
El tercero escuchaba atentamente a sus amigos sin hacer comentarios, lo que ocasionó la pregunta de éstos:
-¿Y a ti, qué te gustaría que dijeran?
-¿De mí? A mí me gustaría que me miraran y dijeran: ¡Uy, mirá, parece que se está moviendo!




Esto son dos amigos que se encuentran:
Hola Paco, ¿qué tal va todo?
Un poco mal.
¿Por qué?
Es que el otro día se murió mi padre.
Oh, lo siento, ¿de qué murió?
Pues, esto que estaba cocinando y se le quemó la comida, y sin darse cuenta se le llenó la habitación de humo, y no tuvo más remedio que tirarse por la ventana.
Oh, ¿murió de la caída?
No, en ese momento vinieron los bomberos, y pusieron la lona, y rebotó contra la pared del edificio...
Oh, murió del choque.
No, porque mi padre puso los pies en la pared, y rebotó hacia el tendido eléctrico...
Oh, murió electrocutado.
No, en ese momento mi padre rebotó otra vez y...
Bueno tío, ¿de qué murió tu padre?
¡Lo tuvimos que matar a tiros!




Estaban dos comerciantes y uno le decía al otro:
Oiga tío, por qué mi negocio no funciona.
Y el tío le pregunta:
¿Pusiste letreros?
Puse letreros, le responde.
¿Pusiste ofertas?
Puse ofertas.
¿Pusiste propagandas?
Puse propagandas.
Entonces, qué es lo que pasa, vamos a ver...
Letreros, propaganda, ofertas, si serás menso, sastrería se escribe con ¨s¨ no con ¨c¨.











Un señor se encuentra con su amigo que lo había venido a visitar después de varios años y luego de una larga y tendida conversación éste le pregunta:
Juan, ¿Qué fue de tu viejo?
Mi padre murió en un accidente.
Pero que lastima, no sabía nada.
Sí, fue tremendo pero sé que sus últimas palabras me las dijo a mí. ¿Ah si? ¿Y cuáles fueron?
¡No muevas la escalera!




Estaba Juan y Pedro trabajando de leñadores, cuando de pronto Juan se corta un brazo, rápidamente Pedro mete en una bolsa de plástico el brazo de Juan y lo lleva al hospital. Al siguiente día Pedro va a ver a Juan y lo encuentra jugando tenis, y Pedro dice:
¡Vaya, que avanzada es la tecnología de hoy!
Después de unos días, Juan se reincorpora al trabajo, pero el muy tonto se corta una pierna. De nuevo Pedro mete en una bolsa de plástico la pierna de Juan, y lo lleva al hospital. Al siguiente día Pedro lo va a visitar y lo encuentra jugando fútbol, y Pedro dice:
¡No cabe duda que esta tecnología es excelente!
El día siguiente Juan se reincorpora al trabajo, pero el muy tonto se corta la cabeza, rápidamente Pedro toma la cabeza de Juan, y la mete en una bolsa de plástico y lo lleva al hospital. Al siguiente día Pedro va a visitar a Juan, pero no lo encuentra por ningún lado, rápidamente Pedro le pregunta a la enfermera dónde esta su amigo Juan y ella le contesta: ¡Se hubiera salvado! ¡De no ser por un idiota que le metió la cabeza en una bolsa de plástico y se asfixió!







Más chistes de Amigos Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED