HUMOR

Animales


Un hombre va a ver una pelea de gallos y como no conocía a los gallos le pregunta al señor que está al lado:
¿Cuál es el gallo bueno para la próxima pelea? ¿El gallo blanco o el colorado?
¡Aahh, pues el gallo bueno es el blanco, responde el señor.
El otro señor apuesta todo su dinero al gallo blanco y de un solo picotazo el gallo colorado mata al blanco. El hombre todo enojado le dice al otro: Óigame, usted me dijo que el gallo blanco era el bueno y el colorado lo mató de un solo picotazo.
El otro responde:
Pues, el blanco era el bueno porque el colorado ese sí es un asesino.



Primer acto: Sale una mosca con una bata de baño.
Segundo acto: Sale otra mosca con una bata de dormir.
Tercer acto: Sale otra mosca con una bata de baño.
¿Cómo se llama la obra?
Con bata las moscas.




Había una vez un perro tan obediente, tan obediente, que su amo le dijo: ¡Al ataque!
Y que le da un infarto.











Un grupo de hormigas iban de una ciudad a otra con toda su comida, pasaron 10, 50, 100, hasta 500 años hasta que por fin llegaron, cuando de repente se para la hormiga reina y dice:
Queridas hormigas, se nos ha quedado la sal.
Pero sólo una hormiga podrá ir a traerla de regreso, ¿Quién lo quiere hacer?
Por allá una hormiga levanta la mano y dice:
Yo voy, con la condición de que no comiencen a comer hasta mi regreso, ¿Están de acuerdo?
Y todo el grupo responde:
¡Sí!
Bueno, entonces la hormiga se va a su viaje. Pasaron 500, 1.000, 5.000, hasta 10.000 años y llega una hormiga del grupo y dice:
No, a esa hormiga le pasó algo, yo digo que comamos ya.
Pero la hormiga reina le responde:
No, no comeremos, recuerden la promesa, sigamos esperando.
Pasan otros 10.000 años y nada que llegaba la hormiga, hasta que dijo la reina:
Bueno, nos tocó comenzar a comer.
Y todos comenzaron a comer cuando de repente sale una hormiga de un matorral y dice:
¿Que tal que si hubiera ido?




Un señor vendía naranjas en un caballo y lo maltrataba mucho, un día el caballo se reveló y le habló a un comprador (a escondidas del amo)y le dijo:
Este me tiene cansado, yo paso hambre, sed, trabajo todo el día, siempre me tiene amarrado, me voy a morir del cansancio.
El comprador sorprendido le dijo:
Que raro, un caballo que habla, bueno y si tú hablas, ¿Por qué no le dices tu problema?
El caballo contestó:
¿Estás loco? ¡Si él sabe que hablo me pone a vocear naranjas, naranjas, vendo naranjas baratas!







Más chistes de Animales Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED